lunes, 24 de marzo de 2014

Clasificación general de los sustantivos: ejemplos



Dentro de esta categoría de palabras hay varios subgrupos. La primera división es en nombres comunes y nombres propios.

Sustantivos comunes
Se usan para designar en forma general a toda persona, animal u objeto: señora, perro, coche.

Sustantivos propios
Se usan para referirse específicamente a una persona u objeto en particular: Adrián, Europa, Saturno.

Clases de sustantivos o nombres comunes
Estos a su vez se subdividen en:

Sustantivos contables y no contables
Los sustantivos contables designan entidades que se pueden enumerar (dos sillas, tres personas, cinco maneras de contestar).
Los sustantivos no contables designan cosas que se pueden medir o pesar, pero no enumerar (agua, sangre, amor).

Sustantivos individuales y colectivos
Los sustantivos individuales indican en singular seres únicos (perro, madre, ventana). En cambio, los sustantivos colectivos expresan en singular un conjunto formado por una misma clase de seres (piara = conjunto de cerdos; pinacoteca = conjunto de cuadros).

Sustantivos concretos y abstractos
Los sustantivos abstractos denotan cualidades o acciones que no se pueden captar por medio de los sentidos (lealtad, odio, tristeza). Los sustantivos concretos, por el contrario, son los que se pueden percibir con los sentidos (alfombra, cocina, escalera).

Sustantivos argumentales
Estos sustantivos pueden indicar alguna relación de parentesco (madre, primo, sobrino), relaciones sociales (compañero, vecino); o ser derivados de verbos (descubrimiento, del verbo descubrir).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada