domingo, 14 de octubre de 2018

Reglas ortográficas: uso correcto de las letras “c”, “s” y “z”


Se escribe “c”:

  • Cuando las palabras terminan en -ción y provienen de sustantivos abstractos derivados de infinitivos terminados en -ar: realización, contaminación, floración, urbanización, exclamación, condensación…
  • Los verbos terminados en -ducir: deducir, producir, conducir, reducir, traducir, reproducir…
  • Cuando las palabras terminan en -cer: aparecer, conocer, satisfacer, ofrecer, cáncer, favorecer, enrojecer. Excepciones: coser, toser, ser.
  • Cuando las palabras terminan en -cia,-cie y -cio: advertencia, superficie, eficacia, diplomacia, sustancia, efervescencia…
  • Los diminutivos -cito y -cillo: jaboncillo, jovencito, jardincito, panecillo. Excepciones: pasito, mesilla.
  • Se escribe cc cuando en alguna palabra de la familia léxica aparece el grupo -ct: dirección, corrección, redacción, elección, producción, imperfección…
  • Cuando los verbos terminan en -zar, se cambia la z por la c antes de la letra e: alcance, enlace, empiece, avance, cruce…
 
Se escribe “s”:
  • Las palabras terminadas en -sivo: intensivo, antidepresivo, adhesivo, pasivo, exclusivo. Excepciones: nocivo, lascivo.
  • Cuando las palabras acaban en -esco, -asco: pintoresco, gigantesco, fresco, grotesco, novelesco, parentesco…
  • Los gentilicios que terminan en -es, -esa y -ense: holandés, francesa, canadiense…
  • Los adjetivos superlativos terminados en -ísimo/a: muchísimo, altísimo, grandísimo, gravísimo…

Se escribe “z”:
  • Cuando las palabras terminan en -anza: esperanza, danza, tardanza, lanza, mescolanza. Excepciones: descansa, mansa, gansa.
  • Las terminaciones -zuelo (despreciativo) y -uzco (semejanza en colores): ladronzuelo, negruzco. Excepciones: verdusco, pardusco.
  • Los sustantivos abstractos terminados en -ez, eza: gentileza, naturaleza, validez, extrañeza, ridiculez…
  • Las palabras terminadas con el aumentativo -azo: balazo, pinchazo, cogotazo, leñazo…
 

jueves, 11 de octubre de 2018

Reglas ortográficas: uso correcto de las letras “b” y “v”


Se escribe “b”:
  • Delante de cualquier consonante: blanco, mueble, brazo, bruja, subrayar.
  • Todas las palabras que empiezan con “bu”, “bur”, “bus”, “bibl”: burro, burbuja, buscar, biblioteca.
  • Las palabras que empiezan con “bi”, “bis”, “biz”: bicolor, bisabuelo, bizcocho.
  • Todas las palabras terminadas en “-bilidad”, “-bundo/a”: amabilidad, vagabundo. Excepción: movilidad.
  • Las terminaciones “-aba, -abas, -aba, -ábamos, -abais, -aban” del pretérito imperfecto de indicativo de los verbos de la primera conjugación: amábamos, cantaba, íbamos.
  • Las palabras que derivan de la raíz latina bene (bien): beneplácito, benevolente, beneficiar, beneficio, beneficencia.
  • Todas las formas de los verbos cuyos infinitivos terminan en “-bir” o “-buir”: percibir, contribuir, inhibir, escribir, apercibir, atribuir, distribuir. Excepciones: hervir, servir, vivir.
  • Las palabras que comienzan con “alb” y “bib”: biberón, alborada, albatros, albino, álbum, albóndiga.
  • Cuando el sonido se usa después de una “m”: bambú, gamba, ambiente, desembarcar, intercambiar, noctámbulo.

Se escribe “v”:
  • Después de las consonantes “b”, “d” y “n”: obvio, adverbio, enviar, advertir, adversario.
  • Las palabras que empiezan o terminan con “ava, eva, eve, evi, evo, ivo”: evidente, avasallar, aditivo, infinitivo, iniciativa, ejecutivo, misiva. Excepciones: sílaba, abanico, abandono, ébano.
  • Cuando el sonido se usa después de la “n”: invocar, envejecer, investigar, invertir, conversión, convivir, inválido.
  • Las palabras que terminan en “-viro/a”, “-ívoro/a”: herbívoro, carnívoro, insectívoro. Excepción: víbora.
  • Después de las sílabas “pre-, pri-, pro-” al comienzo de la palabra: prevención, privar, prevenir, privado. Excepciones: probable, probar, probeta.
  • Las palabras que empiezan con “div-”: dividir, divisa, diversidad, diversión, divulgar, divisar. Excepción: dibujar.
  • El pretérito indefinido y el pretérito imperfecto de subjuntivo de todos los verbos que no llevan “b” en el infinitivo: tener (tuve, tuviera, tuvieran…).
  • El presente de indicativo del verbo “ir”: voy, vas, va, vamos, vais, van.
 

jueves, 4 de octubre de 2018

Verbos transitivos e intransitivos en español


Las nociones de transitividad e intransitividad están 
relacionadas con el significado del verbo.

Los verbos transitivos son aquellos que exigen dos argumentos para que su significado pueda realizarse: uno es el sujeto y el otro el complemento directo.

Verbos como beber o comer son verbos transitivos porque su significado implica la participación de un sujeto (“el que bebe o come”) y un objeto (“lo bebido o comido”). No se puede realizar la acción de comer o beber si hay algo para comer o beber pero nadie que coma o beba.

Ejemplos de verbos transitivos
Abrazar, abrir, acompañar, alquilar, amar, besar, cerrar, coger, comer, comprar, conocer, conseguir, dar, decir, declarar, entender, esconder, escribir, explicar, fregar, jurar, leer, limpiar, necesitar, odiar, ofrecer, pedir, prometer, recopilar, recuperar, tener, usar, vender.

Los verbos intransitivos son verbos que exigen la presencia de un solo participante, el cual corresponde al sujeto de la oración.

Ejemplos de verbos intransitivos
Adelgazar, aparecer, bailar, bostezar, correr, llorar, morir, nadar, reír, respirar, saltar, sonreír, vivir.

Verbos transitivos sin complemento directo y verbos intransitivos con complemento directo
Hay verbos transitivos como comer, beber o leer cuyo complemento directo puede no estar explícito (a), mientras que otros, como obtener, preparar o conocer, no admiten esta posibilidad (b):
(a) Aníbal bebe agua. Aníbal bebe.
(b) Aníbal obtuvo el premio. *Aníbal obtuvo.

Omisión del objeto directo con verbos transitivos
Los verbos transitivos sin objeto directo siguen siendo transitivos. El complemento directo puede omitirse cuando el contexto extralingüístico permite identificar al referente. Por ejemplo en cualquier partido con pelota, haciendo referencia a esta se puede decir ¡Tira!
Existen también verbos transitivos que permiten la omisión del objeto directo explícito sin que haya un contexto que permita identificar el referente. A veces, la presencia o ausencia del complemento directo puede indicar un cambio de significado:
Juan bebe agua.
Juan bebe (bebidas alcohólicas).

Verbos intransitivos con complemento directo
Algunos verbos intransitivos no dejan de serlo aunque lleven complemento directo. En estos casos, el complemento directo no aporta información semántica y puede compartir con el verbo la base léxica (c) o el significado (d).
(c) Vivir la vida. Soñar un sueño. Caminar el camino.
(d) Dormir un sueño profundo. Vivir una existencia triste.

sábado, 29 de septiembre de 2018

Mucho: adjetivo, adverbio y pronombre


El cuantificador indefinido mucho expresa una cantidad, número, intensidad, frecuencia o grado elevados, especialmente cuando es mayor de lo que suele considerarse normal o regular.
El cuantificador mucho tiene género (mucho, mucha) y número (muchos, muchas).
Mucho puede ser pronombre (no tengo mucho que decir), adjetivo (tengo mucho tiempo) o adverbio (come mucho).

Mucho como pronombre
Se refiere a la persona o cosa mencionada como antecedente, con el cual tiene que concordar en género y número: muchos no saben qué decir, son muchos los que hablan.

Mucho como adjetivo
Concuerda con el sustantivo, como en mucho frío, mucha humedad, muchos hombres, muchas mujeres.

Mucho como adverbio
Permanece invariable: comió mucho, es mucho mejor. Delante del adjetivo o de otro adverbio se apocopa en la forma muy: muy lejos, muy veloz, pero no se apocopa delante de mayor, menor, peor, más, menos, antes.

domingo, 16 de septiembre de 2018

Después de los dos puntos: ¿mayúscula o minúscula?



La letra mayúscula se escribe después de los dos puntos solamente en los casos siguientes:


  • Cuando preceden a la reproducción de citas o palabras textuales

Como dijo el director: “La educación…”.


  • Después del saludo o encabezamiento de una carta.

Querida amiga: 
Te escribo para comunicarte una feliz noticia…


  • En los documentos jurídicos y administrativos los dos puntos se escriben después del verbo que expresa el motivo del decreto, certificado, etc.

CERTIFICA: / Que la Sra. Alicia Juárez queda excluida…


En el resto de los casos, después de los dos puntos se escribe letra minúscula.


jueves, 7 de junio de 2018

Uso de los artículos definidos e indefinidos en español



Tanto el artículo definido como el indefinido pueden o no acompañar al sustantivo, pero hay casos en los que es obligatoria la presencia del artículo.

Desde el punto de vista gramatical, el artículo es una palabra que precede a un sustantivo y anuncia su género y su número. De acuerdo con su significado, en español hay dos clases de artículos: definido (la, el, las, los) e indefinido (un/uno, una,unos, unas).
El artículo definido delimita, precisa y orienta la referencia del sustantivo. El indefinido, en cambio, se usa para presentar una entidad nueva en el discurso.

Uso obligatorio del artículo definido: el, la, los, las

  • Con los títulos: señora, príncipe, gerente, jefe, presidente, etc., excepto cuando son apelativos, es decir, cuando el hablante se dirige al oyente:

Vino la señora Pérez.
Señor, por favor, ¿qué hora es?

  • Con las expresiones temporales, tales como: los días de la semana, la hora, etc., excepto cuando se responde a: ¿Qué día es hoy?

Llegó el lunes pasado.
Es la una.
La semana que viene viajo a Toledo.
Se casaron el mes pasado.
Hoy es lunes.

  • Con verbos reflexivos cuando se construyen con partes del cuerpo o vestimentas. En este contexto, el español rechaza el uso del posesivo para evitar la redundancia con el pronombre reflexivo. Por eso, no decimos lavo mis manos, sino me lavo las manos.
  • Con sustantivos cuyo referente es conocido por hablante y oyente, ya sea porque fue mencionado anteriormente en el discurso o por información situacional:

Hay que cuidar la salud.
Juan se llevó el sobre que le habías dejado.


¿Qué hiciste con los libros? Los libros los dejé sobre la mesa.

  • Con el sujeto o el objeto directo de verbos emotivos como gustar, odiar o detestar:

Me gusta el mar.
Detesto las tormentas.

  • En la descripción, cuando usamos el verbo tener con predicativo y objeto directo que designa partes del cuerpo o de la vestimenta:

Tiene la cara cansada.
Esos niños tienen los zapatos rotos.

Cuándo no se admite el uso del artículo definido

  • El verbo haber, que se utiliza para presentar referentes nuevos en el discurso, admite como objeto directo construcciones sustantivas sin artículo, con artículo indefinido, con pronombres indefinidos, o con numerales ordinales, pero es incompatible con el artículo definido:

Hay sillas en el salón.
En el salón hay unas sillas.
Hay algunas sillas en el salón.
Hay cuatro sillas en el salón.

  • Verbos como buscar o necesitar se caracterizan por construirse con objeto inespecífico y son, por lo tanto, incompatibles con el artículo definido:

Se necesitan empleados.
Busco departamento.

  • Con el verbo tener cuando se trata de posesiones que caracterizan al sujeto: Tiene casa en Uruguay.


Usos obligatorios del artículo indefinido

  • Cuando se presenta un referente nuevo en el discurso. Pero si el referente es inespecífico y está en plural, se construye sin artículo:

Se produjo un incendio en el bosque.
Se produjeron incendios en el bosque.

  • Cuando hay un contexto no específico. La existencia del referente queda suspendida hasta algún futuro posible.

Quiero un departamento que tenga vista al río.

Sustantivos sin artículo
Unos pocos casos admiten sustantivo sin artículo en posición de sujeto preverbal:

  • Sustantivos en plural coordinados: Hombres, mujeres y niños descendían del barco.

  • Sustantivo en plural acompañado de un modificador: Gritos desaforados llenaban el auditorio.

  • Sustantivo en uso metalingüístico: “Mar” tiene tres letras.



viernes, 1 de junio de 2018

Cuándo lleva “a” el objeto directo


Cuando el verbo de la oración es transitivo, el objeto se llama directo, y responde a las preguntas ¿qué?, si es cosa, o ¿a quién?, si es persona.

El profesor prohibió usar el diccionario.
¿Qué prohibió? Usar el diccionario.

El gobierno no ofrece servicios sociales.
¿Qué no ofrece? Servicios sociales.

El director saludó a los alumnos.
¿A quién saludó? A los alumnos.

El niño convenció a su madre.
¿A quién convenció? A su madre.

Cuando el objeto directo es persona es importante escribir la a, pues de no hacerlo, se pueden confundir sujeto y objeto directo. El sujeto responde a la pregunta quién o quiénes y el objeto directo, a las preguntas qué o a quién/quiénes.