jueves, 7 de junio de 2018

Uso de los artículos definidos e indefinidos en español



Tanto el artículo definido como el indefinido pueden o no acompañar al sustantivo, pero hay casos en los que es obligatoria la presencia del artículo.

Desde el punto de vista gramatical, el artículo es una palabra que precede a un sustantivo y anuncia su género y su número. De acuerdo con su significado, en español hay dos clases de artículos: definido (la, el, las, los) e indefinido (un/uno, una,unos, unas).
El artículo definido delimita, precisa y orienta la referencia del sustantivo. El indefinido, en cambio, se usa para presentar una entidad nueva en el discurso.

Uso obligatorio del artículo definido: el, la, los, las

  • Con los títulos: señora, príncipe, gerente, jefe, presidente, etc., excepto cuando son apelativos, es decir, cuando el hablante se dirige al oyente:

Vino la señora Pérez.
Señor, por favor, ¿qué hora es?

  • Con las expresiones temporales, tales como: los días de la semana, la hora, etc., excepto cuando se responde a: ¿Qué día es hoy?

Llegó el lunes pasado.
Es la una.
La semana que viene viajo a Toledo.
Se casaron el mes pasado.
Hoy es lunes.

  • Con verbos reflexivos cuando se construyen con partes del cuerpo o vestimentas. En este contexto, el español rechaza el uso del posesivo para evitar la redundancia con el pronombre reflexivo. Por eso, no decimos lavo mis manos, sino me lavo las manos.
  • Con sustantivos cuyo referente es conocido por hablante y oyente, ya sea porque fue mencionado anteriormente en el discurso o por información situacional:

Hay que cuidar la salud.
Juan se llevó el sobre que le habías dejado.


¿Qué hiciste con los libros? Los libros los dejé sobre la mesa.

  • Con el sujeto o el objeto directo de verbos emotivos como gustar, odiar o detestar:

Me gusta el mar.
Detesto las tormentas.

  • En la descripción, cuando usamos el verbo tener con predicativo y objeto directo que designa partes del cuerpo o de la vestimenta:

Tiene la cara cansada.
Esos niños tienen los zapatos rotos.

Cuándo no se admite el uso del artículo definido

  • El verbo haber, que se utiliza para presentar referentes nuevos en el discurso, admite como objeto directo construcciones sustantivas sin artículo, con artículo indefinido, con pronombres indefinidos, o con numerales ordinales, pero es incompatible con el artículo definido:

Hay sillas en el salón.
En el salón hay unas sillas.
Hay algunas sillas en el salón.
Hay cuatro sillas en el salón.

  • Verbos como buscar o necesitar se caracterizan por construirse con objeto inespecífico y son, por lo tanto, incompatibles con el artículo definido:

Se necesitan empleados.
Busco departamento.

  • Con el verbo tener cuando se trata de posesiones que caracterizan al sujeto: Tiene casa en Uruguay.


Usos obligatorios del artículo indefinido

  • Cuando se presenta un referente nuevo en el discurso. Pero si el referente es inespecífico y está en plural, se construye sin artículo:

Se produjo un incendio en el bosque.
Se produjeron incendios en el bosque.

  • Cuando hay un contexto no específico. La existencia del referente queda suspendida hasta algún futuro posible.

Quiero un departamento que tenga vista al río.

Sustantivos sin artículo
Unos pocos casos admiten sustantivo sin artículo en posición de sujeto preverbal:

  • Sustantivos en plural coordinados: Hombres, mujeres y niños descendían del barco.

  • Sustantivo en plural acompañado de un modificador: Gritos desaforados llenaban el auditorio.

  • Sustantivo en uso metalingüístico: “Mar” tiene tres letras.



viernes, 1 de junio de 2018

Cuándo lleva “a” el objeto directo


Cuando el verbo de la oración es transitivo, el objeto se llama directo, y responde a las preguntas ¿qué?, si es cosa, o ¿a quién?, si es persona.

El profesor prohibió usar el diccionario.
¿Qué prohibió? Usar el diccionario.

El gobierno no ofrece servicios sociales.
¿Qué no ofrece? Servicios sociales.

El director saludó a los alumnos.
¿A quién saludó? A los alumnos.

El niño convenció a su madre.
¿A quién convenció? A su madre.

Cuando el objeto directo es persona es importante escribir la a, pues de no hacerlo, se pueden confundir sujeto y objeto directo. El sujeto responde a la pregunta quién o quiénes y el objeto directo, a las preguntas qué o a quién/quiénes.


martes, 15 de mayo de 2018

El gerundio como adverbio: uso correcto y ejemplos


El gerundio no es un verbo, así como tampoco es un adjetivo, calidad en la cual se admite un uso restringido. Generalmente el gerundio tiene un uso adverbial, y más concretamente, de modo.

El adverbio tiene como función modificar un verbo, por lo tanto el gerundio modifica al verbo y puede estar junto a él o separado. El gerundio, como todos los adverbios, dice cómo sucede la acción: Espero. ¿Cómo espera? Fumando (fumando espero). Está. ¿Cómo está? Trabajando (está trabajando).

El gerundio pegado al verbo
Te sigo queriendo.
Juan y Ariel siguen siendo los mejores de la clase.
La temperatura está subiendo mucho respecto de años anteriores.
Me estoy cansando de tanta hipocresía.

El gerundio despegado del verbo
Para comprobar que el gerundio cumple la función de adverbio de modo, debe responder a la pregunta cómo. Analicemos un ejemplo para comprobar si cumple o no una función adverbial:

Lea las condiciones de principio a fin, marcando con rojo lo que sea confuso.
El verbo es lea; el objeto directo (¿qué leo?), las condiciones; y el complemento circunstancial de modo (¿cómo lo leo?), marcando con rojo. El gerundio de esta oración es correcto.

Llegó a casa, pasando por el garaje, dejando su abrigo en el perchero, subiendo a la habitación y encontrándola dormida
En esta oración ninguno de los gerundios es correcto, pues no responden a la pregunta ¿Cómo llegó?, sino que dice qué fue haciendo después de llegar. La oración correcta sería:
Llegó a casa, pasó por el garaje, dejó su abrigo en el perchero, subió a la habitación y la encontró dormida.


jueves, 26 de abril de 2018

¿Aparte o a parte? Significados, usos y ejemplos


La forma aparte puede comportarse como un adverbio, un adjetivo, un sustantivo o una locución preposicional.

Aparte, usado como adverbio
Significa  (a)“en otro lugar” y (b)“separadamente, por separado”.
a) Guardó todas las revistas viejas y puso aparte las más nuevas.
b) Después de la pelea, el profesor habló aparte con cada uno de los alumnos.
   Si mantienes aparte, tendrás menos problemas.

Usos del adjetivo aparte
Como adjetivo significa “distinto o singular”.
Mantuvieron una conversación aparte.
Nos dieron un cuarto aparte.
Su trabajo está expuesto en un capítulo aparte.
Mención aparte merece la novela de este escritor.

Aparte, como sustantivo
Es de género masculino y significa “palabras que en la representación escénica dice cualquiera de los personajes de la obra representada, como hablando para sí o con aquel o aquellos a quienes se dirige y suponiendo que no lo oyen los demás”.
En los apartes, el espectador es informado de lo que siente el personaje.
En un aparte dijo: “eso no es verdad”.

La locución preposicional aparte de
Significa “con omisión de, al margen de”.
Aparte de esto, no tengo más para decir.
Aparte de su simpatía, tiene otras cualidades.
Aquí lo que se puede hacer, aparte de limpiar, es pintar las paredes.

A parte, separado
Esta forma está compuesta por la preposición a y el sustantivo parte.
Contigo es imposible ir a parte alguna.
Este camino no conduce a parte alguna.
El profesor reunió a parte de la clase.

miércoles, 11 de abril de 2018

Conjugación de los verbos irregulares en español: asociaciones que ayudan a recordar


En español hay tres grupos de tiempos que comparten el mismo esquema de formación, por lo que compartirán también la misma irregularidad.

Grupo I
Si es irregular la 1.a persona singular (yo) del presente de indicativo, también es irregular todo el presente del subjuntivo.

Si es irregular la 3.a persona singular (él) del presente de indicativo, también es irregular la 2.a persona singular () del imperativo.

Ejemplo: verbo pedir

Presente indicativo

Yo pido
Presente subjuntivo: pida, pidas, pida, pidamos, pidáis, pidan
Él pide
Imperativo: pide (tú)

Grupo II
Si es irregular el futuro simple de indicativo, el condicional simple presenta la misma irregularidad.

Ejemplo: verbo hacer

Futuro simple

Yo haré
Condicional simple: haría, harías, haría, haríamos, haríais, harían

Grupo III
Si es irregular la 3.a persona plural (ellos) del pretérito indefinido, todo el pretérito imperfecto de subjuntivo presenta la misma irregularidad.

Ejemplo: verbo decir

Pretérito indefinido

Ellos dijeron
Pretérito imperfecto de subjuntivo: dijera/dijese, dijeras/dijeses, dijera/dijese, dijéramos/dijésemos, dijerais/dijeseis, dijeran/dijesen

Para saber si un verbo es irregular, basta saber si son irregulares el presente de indicativo, el pretérito indefinido o el futuro. Si alguno de ellos es irregular, los tiempos de su grupo presentarán la misma irregularidad.


jueves, 15 de marzo de 2018

Adverbios ya y todavía para estudiantes de español


El uso del adverbio ya implica la presuposición de una situación pasada a la actual en el tiempo. Ya indica que la primera situación se realizó completamente y estamos en la siguiente.
  • Ya + tiempo pasado
Ya terminé de cocinar. 1ra. situación: “estuve cocinando”; 2da. situación: “no estoy cocinando más”.

Ya llegó María. 1ra. situación: “María no llegaba a un lugar”; 2da. situación: “María está en el lugar”.
  • Ya + tiempo presente
El adverbio implica una situación anterior que ha cambiado. Indica que una acción durativa ha comenzado y sigue en el presente.
Ya llegué. Ya estoy acá.
Ya funciona el televisor.
  • Ya = “enseguida” + tiempo presente: indica que una acción es inminente:
- María, ven, por favor.
- ¡Ya voy!
Estamos a 20 de diciembre. Ya llega la Navidad.

El adverbio todavía supone dos situaciones sucesivas en el tiempo. Expresamos que la primera situación continúa sin dar paso a la segunda.
  • Todavía + no + tiempo pasado: suponemos que una acción se producirá, pero no se ha producido hasta el momento.
- ¿Y mamá?
- Todavía  no llegó.
  • Todavía + tiempo presente: una acción que suponemos que terminará, continúa.
- ¿Y María?
- No llegó, acabo de llamarla. Todavía está en la casa.


viernes, 2 de marzo de 2018

El orden de las palabras en la oración


Las palabras que forman una oración no siguen un orden establecido al azar, sino que la lengua impone ciertas condiciones que deben tenerse en cuenta para que el mensaje sea claro y comprensible. El español tiene bastante libertad constructiva, pero normalmente los elementos sintácticos deben respetar una jerarquía.

La organización recomendada es la siguiente:

1) Núcleo del sujeto
2) Complementos del sujeto
3) Verbo
4) Complementos del verbo
5) Complementos de cada complemento

El verbo constituye el núcleo de la oración y las restantes unidades, que solo tienen sentido en relación con él, son sus términos adyacentes o subordinados.

Tomando como ejemplo la oración:
Los alumnos de la escuela realizaron los trabajos de clase durante las vacaciones de verano.
Los alumnos de la escuela (sujeto)
realizaron los trabajos de clase durante las vacaciones de verano (predicado)

En el sujeto, la palabra más importante, los alumnos, va seguida de su complemento, de la escuela. En el predicado, al núcleo de la oración, realizaron, le sigue un complemento directo y un complemento circunstancial de tiempo, organizados del siguiente modo: primero, el elemento principal de cada uno de ellos (los trabajos y las vacaciones) y después, sus complementos determinativos (de clase y de verano).