miércoles, 30 de noviembre de 2016

Oraciones subordinadas circunstanciales de tiempo: conectores


Las subordinadas de tiempo indican respecto a la acción principal un hecho anterior, posterior, simultáneo o un hecho que se repite. De acuerdo con esto se clasifican en cuatro grandes grupos:
  • Anterioridad: antes de (que):
El jefe llegó antes de que me despertara de la siesta.
Antes de que me despertara de la siesta sitúa la acción principal antes en la anterioridad. Llegar sucede antes de despertarse de la siesta.
  • Posterioridad: cuando, después de (que), nada más, en cuanto, tan pronto como, apenas y no bien indican que el suceso encabezado por estos conectores es inmediatamente anterior al otro. Por eso, sirven para situar la acción principal en el después:
Después de que cambiaran de director (antes), tuvo que irse (después).
Tan pronto como lo hice (antes), lo llamé (después).
Nada más terminar (antes), se fue disparado (después).

Apenas expresa, además, que hay una cierta contraposición entre ambos hechos:
Apenas se fue, lo llamaron.

En ciertos casos, las dos oraciones llevan un elemento que significa tiempo con el fin de destacar que la acción principal es anterior a la subordinada. En la segunda oración siempre aparece cuando:
Apenas había enterrado a su marido, cuando ya tenía un nuevo amigo.
Aún no había cumplido los dieciséis, cuando ya se quería marchar de casa.
  • Simultaneidad: cuando es el conector más habitual:
La miraba cuando ella no lo notaba.

-         Al + infinitivo, en el (mismo) momento en que expresan la simultaneidad entre dos hechos que se produce en un espacio de tiempo breve:
Cambia mucho al ponerse el sol.
Se fue en el mismo momento en que llegó.

-         Ahora que introduce la idea de la simultaneidad a la que une la de causa:
Ha cambiado mucho ahora que lo han ascendido.

También puede servir para introducir una circunstancia que no ha producido el efecto esperado:
Ahora que lo había terminado, me dice que no lo quiere.

-         Conforme, a medida que, según indican que las dos acciones que relacionan experimentan una progresión paralela:
Rectificó su comportamiento conforme fue dándose cuenta de lo que realmente esperaban de él.

-         Mientras aporta la idea de duración, la simultaneidad es entre dos acciones que permanecen durante cierto tiempo:
Se enamoraron mientras hacían aquella investigación en Berlín.

En ocasiones puede ir separado por pausas, convirtiéndose en un adverbio:
Yo, desconfiando siempre y él, mientras, tranquilo y ayudándome.

En lugar de este mientras adverbio pueden aparecer mientras tanto y entre tanto, que son las formas preferidas para referirse a acciones futuras:
Llegará a las seis, mientras, arréglate.

Suele utilizarse mientras tanto cuando se relacionan dos informaciones que se entienden nuevas para el oyente:
Llegará a las seis (no lo sabía), mientras tanto, arréglate (no estaba haciéndolo).

Mientras puede indicar, en oraciones negativas, el final de un período de tiempo. En este caso equivale a ‘hasta que’:
Te quedarás castigado mientras no me digas la verdad (= te quedarás castigado, hasta que no…).
  • Repetición: cuando, cada vez que, siempre que:
Cada vez que voy a Extremadura compro jamón serrano.
Viene a visitarme siempre que puede.

El hecho introducido por el conector se repite varias veces y cuando ocurre, se produce también el hecho de la oración principal.

sábado, 19 de noviembre de 2016

Complemento directo y complemento indirecto. Cómo distinguirlos


Existen algunas pruebas sintácticas y semánticas para determinar si un complemento introducido por la preposición a es un complemento directo (CD) o indirecto (CI).
  • Sustitución
Sustitución por un pronombre átono o un pronombre más preposición. Si se deja sustituir por lo y solo por ese complemento, es un complemento directo.
Esta prueba funciona de la siguiente manera: se toma el complemento introducido por la preposición y se busca un pronombre que pueda sustituirlo sin que cambie el significado:

Llevó flores a su madre.
Le llevó flores.

El hecho de que a su madre pueda sustituirse por un pronombre, indica que se trata de un complemento indirecto.
En el español de España, que forma parte de los dialectos “leístas” es posible sustituir algunos objetos directos de persona por pronombres átonos, por lo que esta prueba sintáctica no ayuda mucho a los hablantes de esta variedad.

He visto a tu padre en la panadería.
Le vi en la panadería. / Lo vi en la panadería.
  • Doble objeto
Cuando existen dos complementos, uno de objeto inanimado y otro de persona introducido por a, el primero es directo y el segundo indirecto:

Llevó a su padre. (CD)
Llevó flores a su padre. (CI)
  • Voz pasiva
Si un complemento admite su enfoque a sujeto mediante la voz pasiva, es un complemento directo.

Le entregó la carta a Juan.
La carta le fue entregada a Juan.

El hecho de que la carta, en la segunda oración, sea sujeto, prueba que en la primera es complemento directo y solo los complementos directos pueden pasar a sujeto mediante pasivización.

domingo, 13 de noviembre de 2016

Leísmo, laísmo y loísmo: el uso incorrecto de los pronombres la, lo y le


  • Pronombre como complemento directo
  • Pronombre como complemento indirecto

jueves, 10 de noviembre de 2016

Usos del pretérito imperfecto del indicativo


El pretérito imperfecto se usa para:
  • Expresar acciones habituales en el pasado.
Cuando era pequeña, iba a la escuela todos los días.
  • Describir cosas en el pasado.
Era una casa muy vieja.
  • Describir personas.
            - Físico: La abuela era alta y muy gorda. Tenía el pelo negro.
            - Carácter: Era una mujer muy alegre.
            - Estado físico o emocional: Estaba bastante cansada y se sentía desanimada.
            - Creencias: Era una mujer muy religiosa.
            - Ideas y gustos: Ana pensaba que la vida en el pueblo era divertida.
            - Intenciones / deseos: Esa mañana Ana quería pasear por el pueblo.
  • Describir el contexto de la acción principal: Un día Ana se despertó muy temprano. Se vistió y salió de casa.
            - Contexto: tiempo: Eran las siete.
            - Contexto: clima: Hacía mucho frío. El cielo estaba nublado, pero no llovía.
            - Contexto: situación: En la calle no había nadie. Tampoco pasaba ningún coche.
  • Expresar la causa que describe las circunstancias que determinaron la acción principal en el pasado.
            El lunes llegué tarde al trabajo porque el tren estaba averiado.

Marcadores temporales del pretérito imperfecto
Hay dos grupos de marcadores:
  • La palabra antes, que indica un momento indefinido del pasado en contraste con el presente.
Antes fumaba mucho, ahora ya no fumo.
  • Palabras que expresan la habitualidad de una acción en un periodo de tiempo del pasado.
Cuando era pequeña, iba al campo con mi familia todos los domingos.
A veces, cuando llovía nos quedábamos en casa y jugábamos a las cartas.
Yo perdía casi siempre, porque tenía muy mala suerte.
  • También son marcadores del pretérito imperfecto:
Siempre, casi siempre.
Todos los días, todos los años, todos los domingos, etc.
Normalmente.
Con frecuencia.
A menudo.
A veces.
Nunca, casi nunca.

sábado, 5 de noviembre de 2016

Usos del pretérito indefinido del indicativo

El pretérito indefinido se usa para expresar acciones del pasado no relacionadas con el tiempo presente:
 
-         Ayer por la tarde fui al cine.
-         La semana pasada comí en casa de mis abuelos.

Usos del pretérito indefinido

-         Hablar de acciones terminadas ocurridas en un periodo de tiempo terminado y delimitado del pasado:

Anoche no pude dormir.

-         Hablar del número de veces que ha ocurrido una acción en un pasado terminado:

Pablo se casó tres veces.
Mi abuela siempre vivió en su pueblo.
El uso del pretérito indefinido indica que la vida de estas personas está terminada: están muertas.

-         Hablar de una sucesión de acciones terminadas ocurridas en un periodo de tiempo delimitado del pasado:

A los 18 años entré en la Universidad. El primer año estudié mucho, por eso saqué muy buenas notas.

-         Valorar situaciones:

-¿Qué tal la fiesta de anoche?
   Pues, estuvo muy bien. Fue mucha gente. Me lo pasé genial.

-         Expresar la causa que informa sobre una acción puntual que determinó la acción principal en el pasado:

El lunes llegué tarde al trabajo porque perdí el tren.

Marcadores temporales del pretérito indefinido

Hay dos grupos de marcadores:
a)      Palabras que indican un momento concreto:
Ayer.
Anteayer o antes de ayer.
Anoche.
El otro día.
La semana pasada.
El mes pasado.
Hace dos meses.
En enero del año pasado.
Hace dos meses.

b)      Palabras que indican un período de tiempo cerrado o delimitado:

Trabajé cinco años en Japón.

c)      Otros tipos de marcadores que relacionan dos acciones diferentes ocurridas en dos momentos del pasado:

Ana se casó en 1990 y se divorció cinco años después / después de cinco años / cinco años más tarde / al cabo de cinco años / a los cinco años.

Para relacionar una acción que se repite en dos momentos del pasado usamos la perífrasis volver + a + infinitivo:

Fui a parís en 1990 y fui otra vez dos años después.
Fui a París en 1990 y volví a ir al cabo de dos años.


lunes, 31 de octubre de 2016

Oraciones subordinadas adjetivas o de relativo



Las subordinadas adjetivas complementan a un nombre, de forma similar a los adjetivos:
Los dos atletas más veloces se clasificaron / los dos atletas que corrieron más se clasificaron.
Han reformado la casa maldita / han reformado la casa donde se suicidó Laura.
A veces, la subordinada de relativo complementa toda la oración:
La operaron sin anestesia, lo que fue un suplicio.

¿Con indicativo o con subjuntivo?
  • El verbo aparece en indicativo si el antecedente es concreto:
Vivo en una ciudad que está cerca de la capital.

El antecedente es el elemento al que se refiere el relativo, en este caso, el antecedente es una ciudad, que yo conozco muy bien.
  • El verbo va en subjuntivo si el antecedente no es concreto o si se niega: 
Quiero vivir en una ciudad que esté cerca de la capital.

No quiero vivir en una ciudad que esté cerca de la capital.

Que
Es el más usado. Debe ir precedido de artículo en los siguientes casos:
  • Si no hay antecedente expreso: Puedes escoger la que quieras.
  • En las oraciones separadas por comas que sirven para especificar doblemente el antecedente: Dame esa hoja, la que está en blanco. No solo se dice de la hoja que está en blanco, se dice que es esa y no cualquier otra.
  • En las construcciones enfáticas con el verbo ser: Siempre es él el que escoge primero.
  • Tras preposición: El coche con el que hicieron el viaje tenía más de 20 años.
 Quien
Se refiere siempre a persona y equivale a el que, por lo que se emplea en los mismos casos.
Siempre es él quien / el que escoge primero.
Es obligatorio tras los verbos haber y tener: Se entera de todo porque tiene quienes lo informan.

El cual
Siempre lleva antecedente expreso y su uso, cuando puede ser reemplazado por que, suele limitarse a las oraciones explicativas tras preposición: 
Llamó a su tía Sonia, con la cual / con la que mantiene una estrecha amistad.

Su empleo es obligatorio cuando no existe un verbo en forma conjugada o el relativo puede sustituirse por un demostrativo:  
Fuimos a la ceremonia, acabada la cual volvimos a casa.

También ha de usarse este relativo en las oraciones explicativas y llevando delante cuantificador + de (uno de, alguno de, muchos de, etc.): 
Invitó a sus compañeros, muchos de los cuales le trajeron regalos.

Como interrogativo, cuál (sin artículo) sirve para preguntar por la identidad de un objeto dentro de un grupo concreto y consabido de elementos de una misma clase, por lo que el sustantivo no aparece.
Frente a este interrogativo, qué pregunta por la identidad de algo en general que no se considera como perteneciente a un conjunto cerrado:  
Tengo un helado de crema y otro de chocolate. ¿Cuál prefieres? ¿Qué prefieres de postre?

En lugar de cuál se usará qué + sustantivo si el hablante quiere o necesita hacer explícita la categoría de elementos. Por ejemplo, ante un expositor de relojes, el interlocutor puede decir:
¿Cuál te gusta más? = ¿Qué reloj te gusta más?

Cuyo
Es un determinante, por lo que concuerda en género y número con el sustantivo al que acompaña. Expresa posesión y siempre lleva antecedente expreso:
En un lugar de América de cuyo nombre no quiero acordarme…

Donde
Expresa lugar y puede ser sustituido por en el que en las oraciones especificativas con antecedente sustantivo:
La casa donde / en la que vive es del siglo XVII.

No puede utilizarse en el que si el antecedente es adverbial (aquí, ahí, allí), en las enfáticas con ser:
Vete allí donde te digan.
Volvió a Barcelona, donde lo esperaba su mujer.
Fue en la calle donde se cayó.

Donde puede llevar delante alguna preposición que precise la información del lugar:
Llegó hasta donde nadie había estado.
Me fui por donde me habían dicho.

Expresa tiempo y generalmente se emplea sin antecedente, dando lugar a una oración circunstancial de tiempo:
Mírame cuando te esté hablando.

Como
Expresa modo o manera. Se utiliza casi exclusivamente sin antecedente, y de tenerlo, este solo puede ser manera, modo, forma o el adverbio así:
Actúa de la manera como te han dicho.

Cuanto
Se trata de un pronombre relativo que expresa cantidad y equivale a todo/a/os/as + artículo + que:
Aguantó cuanto pudo.
No lleva antecedente, pero puede ir modificando a un sustantivo:
Insultaba a cuanta persona veía.
Casi exclusivamente cuando va solo, cuando admite llevar adelante todo o tanto:
Ha hecho todo cuanto ha podido.

Todos los relativos presentan una variedad acentuada de carácter interrogativo:
¿Qué ha hecho?, o exclamativo: ¡Qué tontería!

viernes, 28 de octubre de 2016

Cuando: conector subordinante

Cuando puede actuar como conjunción, adverbio o preposición. Como conector en las oraciones subordinadas cuando puede tener valor temporal, condicional, cuando concesivo y causal; también puede transformarse en sustantivo y adjetivo.

Cuando temporal
Cuando expresabásicamente tiempo. Este contenido lo toma de un antecedente explícito:

Se me cayó en el momento (antecedente) cuando más apurada estaba.

También puede estar oculto, lo que transforma la oración relativa en temporal:

Lo haré cuando pueda.

Un tipo particular de cuando temporal es el cuando “inverso”. Este sirve para indicar el carácter brusco, repentino de un suceso, y su coincidencia con otro que acaba de expresarse:

Me iba ya, cuando vino Sara a verme.

Cuando condicional
Se aleja bastante de la expresión de tiempo y manifiesta un hecho posible (condición) que si se produce, sucederá otro:

Cuando lo hagas, lo haré yo.
Cuando no salgas, avisa.

Cuando concesivo
Te quejas cuando (= aunque) deberías estar agradecido.
Es bastante frecuente que este cuando se refuerce con aun. Frente a cuando, que lleva indicativo, aun cuando va seguido de subjuntivo:

Aun cuando lo tengas casi todo en contra, tú debes seguir luchando.

Cuando causal
Equivale a ya que, puesto que, aunque en ocasiones también puede interpretarse como condicional:

Cuando tú lo dices, será verdad.

La relación de causa - efecto entre las dos acciones favorece la equivalencia con ya que y puesto que:
Cuando habla así (causa), será por algo (efecto).

Todas estas equivalencias de cuando con otros conectores no suponen una identidad completa. En todos los casos, cuando conserva su relación con la idea de tiempo.

Cuando sustantivo, adjetivo y en otras expresiones
A veces cuando se hace sustantivo:
De cuando en cuando.
De vez en cuando.

O preposición:
Cuando la guerra (= en la guerra)
Cuando viejos (= de viejos)

También cuando forma parte de las expresiones adverbiales cuando más (= como mucho) y cuando menos (= como poco):
Mara tendrá cuando más treinta años (= puede tener más de veinte, pero nunca cuarenta).

Cuando más no debe confundirse con cuanto más. En un contexto negativo, cuanto más enfatiza que a una determinada realidad le afectaría de forma más justificada lo sucedido con otra primera:
No bailó con él, cuanto más iba a invitarlo a su casa.
Esto quiere decir que las razones para no invitarlo a casa son mucho mayores que para no bailar.