miércoles, 18 de abril de 2012

Conectores disyuntivos y distributivos


Conector coordinante disyuntivo o (bien)
Expresa una alternativa entre las posibilidades que representan los elementos coordinados.
Esta alternativa es estricta (cuando uno solo de los elementos puede darse):
Vienes o te quedas, pero decídete.
O débil (cuando los dos elementos son posibles):
Tenía un esguince en el tobillo o algo parecido.

Cuando la alternativa es estricta, frecuentemente se refuerza repitiendo o delante de cada elemento:
O vienes o te quedas.
O, que admite la compañía de bien, delante de palabra iniciada por o/ho se transforma en u:
Debes elegir entre un horario u otro.

Conectores distributivos

Aquí…allí, unos…otros, estos…aquellos, tan pronto…como; cuando…cuando,
(o) bien…(o) bien, ya…ya, ora …ora.

La unión no se logra aquí por medio de una sola palabra. Son dos (a veces más) palabras que relacionan diversas frases gracias a su presencia en cada una de ellas.
Por eso, estos conectores son discontinuos:
Tan pronto tenía hermosos sentimientos como caía en las peores ideas.

Son propios de la lengua escrita culta. Ora…ora, ya…ya tienen, además, un sabor antiguo, por lo que se usan muy poco.
Se caracterizan porque sirven para fijar la atención alternativamente en cada uno de los elementos coordinados.
Cuando un conector distributivo está compuesto por palabras distintas, la relación recuerda a la que presentan los copulativos y los hechos relacionados pueden darse a la vez:
Aquí se sentaban unos; allí, otros.
Estos salían por la derecha; aquellos, por la izquierda.
Tan pronto iniciaban una dieta como se hinchaban a pasteles.

En cambio, cuando la distribución se produce por la repetición de una misma palabra, se da lugar a una relación exclusiva, próxima a la disyunción. Esto es, solo puede darse uno de los hechos:
O bien salían por la derecha; o bien, por la izquierda.
Ya aplaudían, ya silbaban.
Ora no paraban de preguntar, ora se la pasaban callados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada