martes, 3 de abril de 2012

Los pronombres relativos


Estos pronombres se llaman relativos porque establecen una relación entre una estructura subordinada y un sustantivo al que retoman dentro de la proposición. Los pronombres relativos no se relacionan con las personas del coloquio, sino con el hilo del habla.

Que (invariable o acompañado por artículo: el/la/los/las/lo)
Es el más común y utilizado de los relativos, puede actuar como pronombre, adjetivo o adverbio.

Como sustantivo
La mujer que yo quiero necesita estar sola.
En este caso que se refiere a mujer, por lo tanto, actúa como sustantivo. Sintácticamente es un objeto directo (yo quiero a esa mujer).

Como adjetivo
Es increíble lo grande que está tu hija.
Aquí que se refiere a grande, por lo tanto, actúa como adjetivo. Sintácticamente es un predicativo subjetivo (tu hija está grande).

Como adverbio
Ya sabe lo poco que lee el novio de Marisa.
En este caso que se refiere a poco, por lo tanto, actúa como adverbio. Sintácticamente es un circunstancial (el novio de Marisa lee poco).

Con el artículo neutro lo, el relativo que significa la cosa que: Lo que importa es que está bien.

Quien-quienes
Actúan solamente como pronombres.
Puede sustituir a el que: Llegó el profesor de quien me hablaste.
Aparece cuando el antecedente de persona no está explícito: No encuentro quien me cuide a los niños.

Cual (acompañado por artículo: el/la/los/las/lo)
Actúa solamente como pronombre.
Entramos enseguida al salón grande, el cual ya estaba preparado para la cena.
En este caso cual se refiere a salón, actúa como pronombre. Sintácticamente es un sujeto (el salón grande ya estaba preparado para la cena).
El neutro lo cual siempre tiene por antecedente una proposición u oración completa:
No te recuerdo, lo cual no es raro en mí. El antecedente es no te recuerdo.

Cuyo (con femenino y plurales)
Actúa solamente como determinante:
Este es el alumno cuya madre conocí ayer.
Aquí cuya modifica a madre y actúa como determinante. Sintácticamente es un modificador directo.
El relativo cuyo no concuerda con su antecedente, sino con el sustantivo al que modifica.

Donde, cuando y como
Actúan siempre como adverbios. Su función será la de circunstancial, sin importar la categoría o función de su antecedente. Estos relativos pueden tener un antecedente o no tenerlo. Por ejemplo, tienen antecedente en los siguientes casos:
Atrás quedaron los años cuando nos veíamos todos los días.
Es así como te lo digo.
En otros casos, no tienen antecedente y son simplemente una circunstancia del verbo:
Te espero en la esquina cuando caiga el sol.
Vive donde el aire es puro.

Cuanto (con femenino y plurales)
Puede ser pronombre, determinante o adverbio.
Te conté el más maravilloso cuento de cuantos se escribieron.
En este caso cuantos se refiere a cuentos, por lo tanto, actúa como pronombre. Sintácticamente es el sujeto (estos cuentos se escribieron).
Cuando funciona como adverbio o determinante, generalmente cuanto no tiene antecedente. Modifica al verbo como una cantidad. Sintácticamente es un circunstancial:
Hice cuanto me dijiste. (adverbio)
Hice cuantas cosas me dijiste. (determinante)

Es importante recordar que los pronombres relativos no llevan nunca acento ortográfico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada