sábado, 30 de junio de 2012

Los afijos: prefijos, sufijos e infijos


Los afijos son morfemas (mínima unidad dotada de significado léxico o funcional) que aparecen ligados a una base léxica. Las bases léxicas pueden ser palabras independientes (promover), elementos cultos grecolatinos (prófugo) o, algunas veces, secuencias de palabras (pro libertad de expresión).

Por la posición respecto a la base se pueden distinguir tipos de afijos: prefijos, sufijos e infijos.
Prefijos: se añaden a la izquierda de la base: descontento, infeliz, hipertensión.
Sufijos: se añaden a la derecha: famoso, frutero, cielito.
Infijos: aparecen en el interior de algunas palabras: cafecito, ensanchar. Al contrario de los prefijos y sufijos, los infijos no tienen significado léxico y sirven solo de enlace, no para formar palabras nuevas.

Diferencias entre prefijos y sufijos
  • Los prefijos son solo derivativos mientras que los sufijos pueden ser derivativos y flexivos.
  • Los prefijos no pueden cambiar la categoría de la base; los sufijos sí pueden hacerlo.
  • Los sufijos que no alteran la clase de palabras a la que pertenece la base pueden alterar o no la subclase. Por ejemplo, en pera / peral hay un cambio de sustantivo individual a sustantivo colectivo, mientras que en pera / perita no hay ningún cambio de clase.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada