sábado, 25 de agosto de 2012

¿Pueden ir dos “que” en las comparaciones?

En algunas oraciones comparativas puede haber necesidad de utilizar dos que seguidos, gramaticalmente correctos. Pero a veces se producen ciertas cacofonías que, por cuestión de estilo, conviene evitar. Desde el punto de vista gramatical, no es incorrecto decir, por ejemplo: Me da igual que bailes que que cantes, pues cada uno de esos que tiene su propia función: el primero subordina la oración que funciona como sujeto de Me da igual, el segundo establece la comparación con igual y el tercero es la conjunción subordinante de cantes. No obstante, esta incómoda repetición puede evitarse de varias formas:
Me da igual que bailes o que cantes.
  • Introduciendo la partícula no entre los dos que cuando la comparativa es de desigualdad. O empleando otra expresión comparativa, por ejemplo, el verbo preferir:
Es mejor que lo soluciones ahora que no que te lamentes después.
Es preferible que lo soluciones ahora a que te lamentes después.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada