miércoles, 1 de noviembre de 2017

Sustantivos y adjetivos numerales cardinales: ejemplos


Los sustantivos pueden estar acompañados de un adjetivo numeral cardinal (uno, dos, tres, cuatro…) que señale la cantidad precisa en que se toman los objetos mencionados:
Necesito una mesa, dos sillas y tres vasos.

Sirven de determinantes igual que el artículo, aunque ambos tienen distintas funciones: el numeral expresa la cantidad exacta en que se toma lo señalado por el sustantivo, mientras que el artículo presenta lo referido por este como algo conocido y particular:
Quiero los dos pantalones.
Los dos hermanos están enfermos.
Alquiló los tres apartamentos.

En lugar del artículo los cardinales pueden llevar otros determinantes, como demostrativos, posesivos, y algunos indefinidos (cada, otro, cualquiera, menos…):
Les llevaré estos seis regalos a mis tres amigas.
Aquellos tres coches son los que conducen sus dos hijas.
Cada cuatro meses viaja a Europa.
Por favor, traiga otras dos revistas.
Correremos cinco kilómetros más.

Adjetivos cardinales
Una característica de los adjetivos cardinales es que pueden prescindir del sustantivo cuantificado y pasar a ocupar su lugar. Para ello no necesitan del artículo; solo lo llevan si se desea particularizar el objeto:
Cinco gatitos eran negros. / Cinco eran negros.
Somos tres personas. / Acérquense las tres.

Los numerales de la serie millón, billón, trillón, etc., así como los formados con el sufijo -ena: decena, docena, centena y millar, se caracterizan por ser sustantivos que indican una cantidad de los objetos denotados por otro sustantivo que se les pospone y con el que se relacionan mediante la preposición de. Ellos, a su vez, pueden ser cuantificados por adjetivos numerales o indefinidos:
Nos reunimos docenas de estudiantes.
Había muchos miles de personas.
Encontraron miles de monedas.
Tiene varios cientos de libros.

2 comentarios: