viernes, 26 de octubre de 2012

Todo: cuantificador universal. Usos y ejemplos


El cuantificador todo posee flexión de género y número (todo, todos/toda, todas) y admite usos neutros (Todo le gusta).

Las formas todos/todas van siempre seguidas de un determinante (artículo determinado, demostrativo o posesivo) y se refieren a la totalidad de los miembros de un grupo:
Artículo determinado: Todos los días.
Demostrativos: Todas estas calles.
Posesivos: Todos sus animales.

En cambio, las formas todo/toda pueden ir seguidas de determinante o no.
Cuando van seguidas de determinante pueden referirse a:
Acudió todo el ejército.
  • La totalidad de las partes del referente indicado por el sustantivo:
¿Te has leído todo el libro? (el libro por entero).
Se pasa todo el día durmiendo (el día entero).

Las formas todo/toda cuando no van seguidas de determinante tienen un valor distributivo generalizador y hacen referencia a la totalidad de los miembros de un grupo. Pueden sustituirse por todos los/todas las:
Todo español tiene derecho a expresar sus ideas.
Todos los españoles tienen derecho a expresar sus ideas.

Todo un/toda una
Estas formas no funcionan en realidad como cuantificadores sino como reforzadores:
Es ya toda una mujer.
Eso es todo un problema.

Los cuantificadores todos y todas, así como todo y toda con determinante, pueden posponerse al sustantivo o separarse de este y aparecer junto al verbo (a y b). La posposición no es posible en el caso de todo/toda sin determinante, excepto si el sustantivo es un nombre propio (c):
a) Los hombres todos se apartaban a su paso.
b) El pueblo se puso todo en contra.
c) Ocultó la pistola para evitar toda sospecha. *Ocultó la pistola para evitar sospecha toda.
Toda América repudió el golpe. América toda repudió el golpe.

Locuciones con el cuantificador todo
El cuantificador todo y sus variantes pueden formar parte de locuciones y otras unidades fraseológicas. En este caso no suelen llevar determinante. Son numerosas las expresiones de este tipo que significan “velozmente”: a todo gas, a todo correr, a toda máquina, a todo galope, a todo vapor.
Otras expresiones frecuentes son: a todos  lados, a todo volumen, a toda costa, con toda seguridad, con todo respeto, de todas formas, de todo corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada