jueves, 20 de febrero de 2014

La ortografía de los nombres propios


La escritura de los nombres propios de personas, lugares y empresas se rigen por las normas generales de ortografía de la lengua española.

El problema radica en que, a veces,  no hay escrituras únicas de los nombres propios. Por ejemplo, el apellido Cortés (con tilde porque es palabra aguda terminada en s) existe también con z final, Cortez, por lo que escrito de esta forma no lleva tilde por ser palabra aguda que no termina en n, s o vocal.

Ejemplos de nombres propios de personas con la grafía correcta en español:
Antón Chéjov
Federico Chopin (no Chopín)
Muamar al Gadafi
Yaser Arafat
León Tolstói


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada