domingo, 20 de enero de 2013

La justa concordancia entre sustantivo y adjetivo


La palabra adjetivo proviene del latín adiectivus y este de adiectus, que significa “agregado, secundario, no esencial”; por esto se tomó para designar su función principal: la de subordinarse a un sustantivo para expresar alguna cualidad o propiedad de este.

Una característica sintáctica del adjetivo es la concordancia en género y número que debe mantener con el sustantivo al que acompaña. Al respecto existen ciertas normas que conviene conocer:
Hay que buscar una solución de carácter humanitario, y no de carácter humanitaria.
  • Si el adjetivo se refiere a varios sustantivos de distinto género, la concordancia debe hacerse en masculino:
Las bailarinas, los equilibristas y los payasos eran muy divertidos.
No obstante, si el adjetivo va delante, la concordancia puede establecerse con el más próximo:
Esta mujer tiene una asombrosa habilidad e ingenio.
  • Cuando el adjetivo precede a dos o más sustantivos en singular, es preferible que vaya en singular concordando con el más próximo que aparezca en plural:
Su inmensa tristeza y dolor (preferible).
Sus inmensos dolor y tristeza.
  • Para los tratamientos de cortesía se utilizan sustantivos como señoría, excelencia, alteza o majestad. Si tales sustantivos se construyen con un adjetivo, debe tenerse en cuenta que la concordancia se establecerá según el sexo si el adjetivo funciona como complemento predicativo:
Su Majestad salía muy serio (se refiere al rey).
Su Majestad salía muy seria (se refiere a la reina).
Pero si el adjetivo forma grupo con el sustantivo, la concordancia será siempre en femenino. Y así, podemos dirigirnos tanto al rey como a la reina con los siguientes tratamientos:
Su digna señoría.
Su alteza serena.
  • Los adjetivos que acompañen al sustantivo víctima deben concordar en género y no en sexo, por ejemplo: La víctima, que estaba casada, fue atendida inmediatamente. En caso contrario, se comete una incorrección: *La víctima, que estaba casado, fue atendido inmediatamente.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada