miércoles, 26 de junio de 2013

Cuando el pronombre “le” produce un significado ambiguo


Algunas veces, cuando se usa el pronombre le como objeto indirecto, una oración puede dar lugar a un doble significado. Veamos la forma de evitar este posible significado ambiguo. Por ejemplo, en la oración:

Le compré un coche usado a José; no se entiende si José es el que vende o el que recibe el coche.

Esta ambigüedad puede evitarse de la siguiente manera:

1) Compré un coche usado para José.

2) Le compré a José un coche usado que quería vender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada