lunes, 26 de agosto de 2013

Cambios ortográficos de la lengua española


En los últimos 50 años la Real Academia ha aprobado las siguientes simplificaciones:
 
  • Las palabras que empiezan con ps- pueden escribirse sin la p inicial: sicología, sicópata, siquiatra; aunque sigue siendo válido escribir estas palabras con p (no se pronuncia): psicología, psiquiatra.
  • Las palabras que empiezan con gn- pueden escribirse sin la g inicial: nomo, nóstico; aunque sigue siendo válido escribir estas palabras con g (no se pronuncia): gnomo, gnóstico.
  • Las palabras que empiezan con mn- pueden escribirse sin la m inicial: nemotécnica; aunque sigue siendo válido dejar la m, que no se pronuncia: mnemotécnica.
  • La doble e de algunas palabras compuestas puede eliminarse: rembolsar, remplazar, sobrentender, sobresdrújula; aunque sigue siendo válido dejar la doble e en la escritura y la pronunciación: reembolsar, reemplazar, sobreentender, sobreesdrújula.
  • Algunas pes posvocálicas se pueden eliminar: suscrito, sétimo, setiembre; aunque sigue siendo válido dejar la p en la escritura y la pronunciación: suscripto, séptimo, septiembre.
  • Algunas bes posvocálicas se pueden eliminar: oscuro, sustancia; aunque sigue siendo válido dejar la b en la escritura y la pronunciación: obscuro, substancia.
  • Las palabras que empiezan con trans- pueden escribirse sin la n: traspiración, trasporte; aunque sigue siendo válido dejar la n en la escritura y la pronunciación: transpiración, transporte.
  • Las palabras que comienzan con post- pueden escribirse sin la t: posgrado, posguerra; aunque sigue siendo válido dejar la t en la escritura y la pronunciación: postgrado, postguerra.
  • La palabra consciencia puede escribirse sin la s: conciencia, aunque sigue siendo válida con s.

Fuente: Español correcto para dummies. Fernando Ávila.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada