lunes, 21 de julio de 2014

Los numerales cardinales y ordinales: usos y ejemplos


Los numerales son palabras con las que verbalizamos números expresando una cantidad u orden en forma precisa. Pueden funcionar como sustantivos o adjetivos.
 
Los numerales pueden dividirse en cardinales (uno, diez, cien), ordinales (primero, segundo, vigésimo), fraccionarios o partitivos (mitad, tercio, sexto) multiplicativos (doble, cuádruple) y distributivos (sendos).

Numerales cardinales
Son cuantificadores que expresan una cantidad precisa (cuatro, cinco) o ausencia total de cantidad (cero).
Además de expresar cantidad, todos los cardinales excepto uno pueden emplearse para expresar, como los numerales ordinales, el orden en una serie: capítulo décimo, décimo capítulo o capítulo diez.

Categoría gramatical y funciones de los cardinales
Los cardinales pueden preceder a sustantivos, aparecer solos o ir detrás de sustantivos. En cada uno de estos casos pertenecen a distintas categorías gramaticales y pueden tener distintas funciones.

  • Cardinales antepuestos a sustantivos
Cuando los cardinales se anteponen a un sustantivo son determinantes, concretamente adjetivos determinativos. Sirven para efectuar recuentos e indican la cantidad exacta de elementos a los que se refiere el sustantivo.
Los sustantivos a los que preceden los cardinales han de ser contables o estar recategorizados como contables: dos manzanas, dos tazas de café, dos vasos de agua.
Los sustantivos no contables pueden cuantificarse con otros cuantificadores: mucha agua, algo de vino, bastante azúcar.

  • Cardinales solos
Cuando los cardinales aparecen solos pueden ser pronombres o sustantivos. Como sustantivos son siempre masculinos y tienen plural. En este caso no funcionan como cuantificadores: Dibuja tres sietes y cinco cuatros.

Hay una serie de cardinales que son siempre sustantivos: millar, millón, billón, etc. y los plurales millares y miles. Cuando estos cardinales cuantifican ellos solos a un sustantivo, sin ningún otro cardinal detrás, deben ir seguidos de la preposición de: treinta y cuatro millones de habitantes.

  • Cardinales pospuestos a sustantivos
Cuando van detrás del sustantivo, los numerales cardinales indican el número con el que se identifica el sustantivo (aula ocho) o tienen valor ordinal (capítulo seis).

Numerales ordinales
Estos generalmente no son cuantificadores: no responden a la pregunta ¿cuánto? sino que sirven para situar un elemento en una determinada posición dentro de una serie ordenada según los números naturales: octavo, duodécimo, decimotercero.
A diferencia de los cardinales, todos los ordinales tienen variación de género y número.

Los ordinales y la categoría gramatical
Pueden pertenecer a la clase de los adjetivos y van antepuestos o, más raramente, pospuestos a un sustantivo (a). Si el sustantivo designa acontecimientos, el ordinal va siempre antepuesto (b).
(a) El primer piso / el piso primero.
(b) Segundo festival de cine.

En ocasiones los ordinales pueden aparecer también solos, seguidos o no de un complemento: Juan es el segundo por la derecha y Ariel el tercero.

Los ordinales pueden también formar parte de expresiones lexicalizadas (c), estar casi sustantivados (d) o funcionar como adverbios (e).
(c) Estuvimos en un hotel de primera.
(d) Al pasar de tercero a cuarto tuvo que cambiar de especialidad.
(e) No voy primero porque no quiero.
(e) Se le acusó sin escuchar primero sus razones.

Numerales multiplicativos
Los multiplicativos, como su nombre lo indica, denotan multiplicación. Las formas de los multiplicativos son limitadas y su uso es poco frecuente. En el lenguaje hablado se usan generalmente solo doble, triple y cuádruple.

Los multiplicativos pueden aparecer solos o ir antepuestos o pospuestos a un sustantivo. Cuando aparecen solos son sustantivos masculinos y significan “cantidad x veces mayor”: gana el triple que yo. Cuando van antepuestos o pospuestos a un sustantivo son adjetivos y denotan que el sustantivo al que acompañan está compuesto por “x unidades” o se repite “x veces”: una habitación doble.

Numerales partitivos
También llamados fraccionarios, indican división de un todo en partes. Pueden aparecer solos o delante de un sustantivo. En el primer caso son sustantivos; en el segundo, adjetivos.

Los sustantivos partitivos van precedidos de artículo o de numeral cardinal, y suelen ir seguidos por un complemento preposicional con de: la mitad de mi vida, dos tercios de los hombres.


No hay comentarios:

Publicar un comentario