lunes, 1 de junio de 2015

Las oraciones subordinadas sustantivas y sus distintas funciones



La subordinada sustantiva realiza las funciones sintácticas propias de un sintagma nominal, como la de sujeto, complemento directo o indirecto.
 
Una oración subordinada sustantiva ejerce las mismas funciones que los sustantivos de una oración simple. Al ser sustantivas, estas oraciones se pueden sustituir siempre por un pronombre. Por ejemplo: Quiero que vengas > Quiero eso. Las sustantivas pueden desempeñarse como sujeto, complemento directo, complemento de régimen, complemento circunstancial, modificador del nombre y modificador del adjetivo.

Las palabras que cumplen la función de nexo son las conjunciones que, si y locuciones conjuntivas como de que, por sí, con que, etc. Los pronombres y los adverbios interrogativos también actúan como nexos: No me importa dónde has estado. Si la oración sustantiva es de infinitivo no se introduce ningún nexo: Me gusta cocinar.

Oraciones subordinadas sustantivas en función de sujeto
Se habla de oraciones sustantivas de sujeto cuando esta función de sujeto en una oración compleja la desempeña otra oración. Si se quiere comprobar que la oración sustantiva es de sujeto, basta transformarla en el pronombre eso y sustituir este pronombre por esas cosas.

Si el verbo de la oración cambia de número, significa que tanto el pronombre eso y esas cosas como la oración a la que sustituyen son sujetos. Por ejemplo:
a) Me interesa que estudie inglés > Me interesa eso > Me interesan esas cosas.
b) Deseo que estudie inglés > Deseo eso > Deseo esas cosas.
En la oración b) el verbo no cambia, por lo tanto la oración sustantiva no es de sujeto.

Oraciones sustantivas en función de complemento directo
Este tipo de oraciones son subordinadas del verbo del predicado y siempre se sustituyen por lo: Te aseguro que no es cierto > Te lo aseguro.

Estas oraciones pueden unirse al verbo de las siguientes formas: con la conjunción que en las que no son interrogativas indirectas (a) y con la conjunción si en las interrogativas indirectas (b).
Quiero que me digas la verdad > Quiero eso > Lo quiero.
No sé si me ha llamado > No sé eso > No lo sé.

Oraciones sustantivas de complemento de régimen
El complemento de régimen puede estar desempeñado por una oración sustantiva que va siempre precedida de una preposición. Las conjunciones que las introducen son que y si:

Me alegro de que hayas superado el examen > Me alegro de eso.

Este tipo de oraciones se reconocen porque el complemento de régimen se puede sustituir por la preposición más el pronombre tónico:
Me acuerdo de María = Me acuerdo de ella.
Me acuerdo de Juan = Me acuerdo de él.
Me acuerdo de esas vacaciones = Me acuerdo de eso.

Oraciones sustantivas de complemento circunstancial
Las oraciones que funcionan como complemento circunstancial, generalmente, son adverbiales, es decir que se pueden sustituir por adverbios o locuciones adverbiales. La conjunción que las introduce es que precedida de preposición, excepto cuando son oraciones de infinitivo: Se fue sin que nadie protestara > sin la protesta de nadie.

Oraciones subordinadas sustantivas de modificador del sustantivo
La función de estas oraciones es la de modificar o complementar al nombre o sustantivo: Tengo esperanza de que me llamen > Tengo esperanza de eso.

Oraciones sustantivas de modificador del adjetivo
En los grupos adjetivales puede haber oraciones sustantivas que complementen o modifiquen al adjetivo dentro de una oración compleja. Los nexos pueden ser las conjunciones que o si: Estoy segura de que no se han enojado > Estoy segura de eso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada