domingo, 5 de febrero de 2012

Oraciones subordinadas concesivas: conectores



Las oraciones concesivas admiten la validez de su oración, pero niegan su consecuencia más normal:
Pese a que madrugó, no llegó a tiempo.
Se admite que madrugara, pero se niega la consecuencia esperada (llegar a tiempo).



Pueden llevar indicativo o subjuntivo: aunque, a pesar de (que), pese a (que), aun cuando, por mucho (sustantivo) que y por más (+ sustantivo, adjetivo o adverbio) que.

Llevan siempre indicativo: y eso que, si bien, aun a sabiendas de (que) y cuando.

Van seguidos de subjuntivo: por (muy) adjetivo / adverbio que y así.

Aun introduce gerundio.



Todos los conectores que en el cuadro presentan que entre paréntesis, pueden omitir que e ir seguidos de infinitivo, lo que sucede con más frecuencia si ambas oraciones se refieren a la misma persona: a pesar de ser andaluza, no le gustan las corridas de toros.

Tras que el verbo aparece conjugado, sea la persona la misma o diferente de la de la oración principal: a pesar de que es / sea andaluza, no le gustan nada las corridas de toros.

El modo de las concesivas (indicativo o subjuntivo) depende principalmente del conector que se utilice.

  •          Algunos obligan el uso del indicativo:
Llovía, y eso que / cuando / si bien / la televisión decía que iba a lucir el sol.
Irá aun a sabiendas de que es peligroso.
  •          Otros exigen subjuntivo:
Por muy simpática que fuera, tenía un genio terrible.
Por difícil que sea, tú podrás hacerlo.
Lo conseguiré, así tenga que quedarme toda la noche en vela.
  •          El resto de los conectores, a excepción de aun, que lleva gerundio, pueden ir con indicativo y subjuntivo.
Se emplea el indicativo cuando el hablante sabe que es verdad lo que dice y quiere informar al oyente por considerar que este desconoce la información:
Aunque / a pesar de que / pese a que / aun cuando hace mal tiempo, yo salgo.

El subjuntivo se utiliza cuando el hablante no sabe si es verdad:
Aunque mañana haga mal tiempo, saldré.

Construcciones tan similares como por más + sustantivo (o adjetivo o adverbio) que y por (muy) + adjetivo (o adverbio) que no funcionan de la misma manera.

Por más + sustantivo (o adjetivo o adverbio) que se comporta como aunque, pudiendo llevar indicativo o subjuntivo:
Por más deporte que hace, no consigue adelgazar.
Por más que se lo digas, no te hará ni caso.

Por (muy) + adjetivo (o adverbio) que debe llevar subjuntivo:
Por muy servicial que sea ese  chico, tampoco puedes aprovecharte así de él.

No todos los gramáticos están de acuerdo sobre el modo que rige por mucho + sustantivo + que. Algunos defienden su uso exclusivo con subjuntivo, al igual que por muy + adjetivo o adverbio que, y otros consideran que puede llevar indicativo o subjuntivo según los mismos criterios que aunque:
Por mucho esfuerzo que pongas, no vas a aprobar.
Por mucho esfuerzo que pones, no apruebas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada