domingo, 12 de febrero de 2012

Perífrasis verbales: modales y aspectuales


Las perífrasis verbales son combinaciones sintácticas en las que un verbo auxiliar, que aparece en forma personal, incide sobre un verbo auxiliado, construido en forma no personal (infinitivo, gerundio, participio). Ambos verbos funcionan como núcleo del predicado, sin dar lugar a dos predicaciones distintas. El verbo auxiliar aporta los contenidos gramaticales y el verbo auxiliado el contenido semántico.

Perífrasis modales
Sirven para expresar la actitud del hablante ante la acción.
  • De obligación: indican que el hablante interpreta la acción como una obligación o necesidad.
-         Deber + infinitivo: Deberías dormir más.
-         Tener que + infinitivo: Tienes que presentarte mañana.
-         Hay que + infinitivo: Hay que pedir permiso.
-         Haber de + infinitivo: Hemos de hacerlo entre todos.
  • De posibilidad, duda o aproximación: indican que el hablante interpreta la acción como una posibilidad, una duda, una probabilidad o una aproximación a la realidad.
-         Poder + infinitivo: Puede llegar a tiempo.
-         Deber de + infinitivo: Debe de estar enfadado conmigo.
-         Venir a + infinitivo / gerundio: El artículo viene a decir lo que ya sabíamos. El billete viene costando unos 2 euros.

Perífrasis aspectuales
Indican el modo en que es vista la acción por el hablante.
  • Aspecto imperfectivo: muestra la acción sin ningún tipo de límites. Al hablante no le preocupa si la acción ha comenzado o si va a terminar en algún momento, lo que importa es ver la acción de su propia duración.
Acción en desarrollo.
-         Estar + gerundio: Está lloviendo todavía.
-         Andar + gerundio: Anda preguntando a todo el mundo lo mismo.
-         Seguir / continuar + gerundio: Siguió corriendo hasta llegar a la meta.
-         Seguir /continuar + sin + infinitivo: Sigue sin fumar.
-         Llevar + gerundio: Llevo media hora esperando.
-         Ir + gerundio: El enfermo va mejorando notablemente.
  • Aspecto perfectivo: marca claramente algún límite en el que la acción ha cambiado. Muestra que la acción ha comenzado en un momento, que está a punto de comenzar, que sucede en un momento único, que está para acabar, etc.
1. Intención de la acción.
-         Estar a punto de + infinitivo: Estuvo a punto de ganar el premio.
-         Ir a + infinitivo: Voy a entrar en clase.
-         Estar para + infinitivo: Estaba para salir cuando me llamaste.
-         Estar por + infinitivo: Estoy por ir a verlo.

2. Inicio de la acción.
-         Echarse + infinitivo: Los niños se echaron a reír.
-         Romperse a + infinitivo: Rompió a llorar en cuanto lo supo.
-         Ponerse a + infinitivo: Se puso a llover enseguida.
-         Empezar a + infinitivo: Empezó a organizarlo todo en cuanto llegó.
-         Meterse a + infinitivo. No os metáis a explicar lo que no sabéis.
-         Soltarse a + infinitivo: El niño se soltó a andar hace un mes escaso.

3. Resultado de la acción.
-         Estar a + participio: El ascensor está arreglado.
-         Llevar + participio: Lleva publicados cinco libros.
-         Dejar + participio: Dejó hecho todo su trabajo.
-         Tener + participio: Tengo terminados todos los ejercicios.
-         Acabar por + participio: Acabaron por marcharse.
-         Acabar + gerundio: Acabaron peleándose, como siempre.
-         Salir + gerundio: Al final todos salimos ganando.
-         Ir + participio: Ya van publicados cinco libros de la colección.

4. Repetición de la acción.
-         Tener + participio: Te tengo dicho que no contestes así.
-         Volver a + infinitivo: Quizá vuelvan a intentarlo.

5. Acción terminada.
-         Dejar de + infinitivo: He dejado de fumar.
-         Acabar de + infinitivo: Acabo de enterarme.
-         Acabar por + infinitivo: Acabé por comprender lo que quería decirme.
-         Llegar a + infinitivo: Llegó a tener una gran fortuna.
-         Dar por + participio: El presidente del consejo dio por finalizada la sesión.

3 comentarios: