miércoles, 7 de marzo de 2012

Cuasicoordinantes, reforzadores y matizadores


Cuasicoordinantes
Hay conjunciones que se desempeñan como coordinantes, sin serlo, ya que, mientras los coordinantes están siempre ubicados entre los dos elementos coordinados, los cuasicoordinantes se desplazan siempre con el segundo elemento.

Todos menos uno saben la verdad.
Menos uno, todos saben la verdad.
Todos saben la verdad, menos uno.
Todos saben, menos uno, la verdad.

En el primer ejemplo, menos aparenta coordinar los elementos todos y uno, que se encuentran delante y detrás del cuasicoordinante; sin embargo, en los demás ejemplos se advierte que, en realidad, menos se desplaza con el segundo elemento, sin variar el significado. Debemos destacar que, aunque el cuasicoordinante aparenta ser un modificador directo del segundo elemento, no lo es.
Otros cuasicoordinantes son: incluso, inclusive, salvo, excepto, etc.

Reforzadores
Muchas veces las conjunciones copulativas y adversativas admiten otra conjunción de la misma clase, para reforzar la idea. Por ejemplo:
Juan y también Pedro fueron a la fiesta.
Ni Juan ni tampoco Pedro fueron a la fiesta.
Mientras y y ni actúan como coordinantes copulativos, también y tampoco actúan como reforzadores.
Es bueno pero sin embargo haragán.
Mientras pero actúa como coordinante adversativo, sin embargo actúa como reforzador.

Matizadores
Muchas veces las conjunciones copulativas y adversativas admiten una conjunción de la clase contraria, para matizar la idea. Por ejemplo:
Es bueno pero también haragán.
Es bueno y sin embargo haragán.
En el primer ejemplo, el coordinante adversativo pero coordina y el copulativo también matiza. En el segundo, el copulativo y coordina y el adversativo sin embargo matiza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada