miércoles, 7 de marzo de 2012

Usos de las preposiciones latinas


Algunas preposiciones de origen latino siguen usándose en la lengua española, pero con valor de prefijo, sustantivo o adjetivo.

Ex
Como adjetivo adverbial
Antepuesta a nombres de cargos o relaciones, indica que los tuvo y ya no los tiene: expresidente, exmujer, exalumno.

Como sustantivo: de relación de pareja.
En lenguaje coloquial, suele usarse esta preposición determinada, generalmente, por un posesivo. Se interpreta la referencia a una persona con quien se tuvo relación de pareja: los niños hoy están con mi ex, ayer me llamaron dos de mis ex.

Extra
Como adjetivo
Detrás de algunos sustantivos, puede indicar algo extraordinario o inesperado:
Le dieron un sueldo extra. Tuvimos un disgusto extra.

Como sustantivo: suma no prevista o accesoria, “plus”:
Le dieron un extra por su trabajo. Acá me cobran un extra.
Se interpreta el rasgo semántico paga, sueldo, gasto, concepto, etc.
Otra acepción: Trabaja como extra de cine.

Como prefijo
Va antepuesto y siempre se escribe unido a la palabra: extracurricular, extraoficial, extraordinario, extraterrestre.

Súper / Super
Como adjetivo valorativo
Significa magnífico, superior y se utiliza siempre pospuesto al sustantivo:
Es una mujer súper.

Como cuantificador adverbial
En la lengua coloquial, súper se interpreta como muy, pero más enfático:

Como prefijo
Con el mismo significado, si se lo antepone al sustantivo se transforma en un prefijo y se escribe unido a la palabra:
Es una supermujer.
Fui al supermercado.
Este prefijo puede tener otros significados:
Encima de: superestructura.
Exceso: superproducción.

Versus
Como preposición
Esta preposición latina ha llegado al español desde su uso en el inglés, con el valor de contra. Por ser un anglicismo, la Real Academia no aconseja su empleo.
Federer versus Nadal.

Otras preposiciones latinas permanecen en nuestra lengua solo como prefijos, por lo que siempre deben escribirse antepuestas y unidas a la palabra.
Algunos de estos prefijos presentan variantes:

Post- y Pos-
En la actualidad se prefiere la forma post- para la mayoría de ellas: postmodernidad.
Algunas palabras solo admiten la variante pos-: posbélico, posguerra, posponer.

Trans- y Tras-
La forma tras- es la única existente en: trascendido, trasfondo, trastocar, trasplantar, trasladar, etc.
La forma trans- es la única existente cuando el prefijo se aplica a lexemas que empiezan con s-: transexual, transustancial, etc.

Sub-
Pierde la b en las formas subst- y subscr-. Las dos formas se admiten. Por ejemplo: sustantivo, substantivo; sustancia, substancia, etc. La forma con b tiende a verse como arcaísmo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada