miércoles, 25 de abril de 2012

Los comparativos regulares e irregulares: clasificación


Las construcciones comparativas establecen una comparación entre dos valores cuantitativos y se clasifican en función de los cuantificadores comparativos que les dan sentido (menos…que, más…que, tan…como, etc.).

Comparativos regulares
Superioridad
Más + adjetivo + que: El avión es más rápido que el coche.
Verbo + más + que: El hombre vive más que el gato.

Inferioridad
Menos + adjetivo + que: Ir en bici es menos cómodo que ir en tren.
Verbo + menos + que: María corre menos que Pedro.

Igualdad
Tan + adjetivo + que: Mi casa es tan grande como la tuya.
Tan + adjetivo/adverbio + como: Es tan alto como su hermano.
Igual de + adjetivo/adverbio + que: Iván es igual de alto que su primo.
La misma cantidad de/el mismo número de + sustantivo + que: Añade la misma cantidad de harina que de azúcar.
Verbo + tanto como: El libro cuesta tanto como el block.
Verbo + lo mismo/igual que + verbo + sustantivo: Trabaja lo mismo que duerme.
Verbo + como + pronombre personal: Sabe cocinar como tú.

Comparativos irregulares
Superioridad
Bueno/a/os/as---mejor, -es + que: Mi móvil es mejor que el tuyo.
Grande/es---mayor, -es + que: Tus hermanos son mayores que tú.

Inferioridad
Malo/a/os/as---peor, -es + que: Tu móvil es peor que el mío.
Pequeño/a/os/as---menor, -es + que: Mi sobrina Clara es menor que mi sobrino Horacio.

Uso de la preposición de en los comparativos
Usamos la preposición de cuando:
- Comparamos un nombre y la comparación es cuantitativa: Tiene más dinero del que aparenta.
- Cuando hablamos de una cantidad específica: Tiene más de 1000 euros.
- Si el segundo elemento que comparamos está introducido por lo que: Este ejercicio es más difícil de lo que parece.

Otras expresiones comparativas
Es lo mismo que…
Muy diferente a/de…
No se parece nada a…
No tiene nada que ver con…
Es idéntico a…

1 comentario: