jueves, 10 de mayo de 2012

Por qué, porque, porqué, por que: ejemplos


Por qué: preposición + pronombre interrogativo.
Se utiliza para preguntar la causa o motivo de una acción: ¿Por qué lo has hecho?
No tienes por qué darle tantas explicaciones.
¿Por qué lugares pasasteis en vuestro viaje a Galicia?
¿Por qué no te acuestas un rato y descansas?
No sé por qué, pero a estas edades los niños preguntan el porqué de todo.
¿Por qué razón quieres marcharte de casa?
Estoy preocupado. No sé por qué no contesta al teléfono.

Porque: conjunción causal.
Me voy porque tengo prisa.
¿Te has enfadado con él porque no te ha llamado el fin de semana?
Le ofrecieron a él el puesto porque tiene el servicio militar cumplido.
No voy a hacerlo simplemente porque lo digas tú.
No respondas a mis preguntas contestando porque sí y porque no a todo.
Otras conjunciones y locuciones causales son: como, pues, dado que, puesto que, ya que, etc.

Porqué: sustantivo.
Significa, según el Diccionario de la Lengua de la Real Academia Española: “causa, razón o motivo”.
Dime el porqué de tu comportamiento.
Todavía me pregunto el porqué de su actuación.
No necesitas explicarme el porqué de tu enfado conmigo. Ya está todo aclarado.

Por que: preposición + relativo.
Equivale a por el cual, por la cual, por los cuales o por las cuales.
Esta es la razón por que te escribo.
No recuerdo todos los pueblos por (los) que pasamos.
Estas son las razones por (las) que he dimitido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada