jueves, 10 de mayo de 2012

Por qué, porque, porqué, por que: ejemplos


Por qué: preposición + pronombre interrogativo.
Se utiliza para preguntar la causa o motivo de una acción: ¿Por qué lo has hecho?
No tienes por qué darle tantas explicaciones.
¿Por qué lugares pasasteis en vuestro viaje a Galicia?
¿Por qué no te acuestas un rato y descansas?
No sé por qué, pero a estas edades los niños preguntan el porqué de todo.
¿Por qué razón quieres marcharte de casa?
Estoy preocupado. No sé por qué no contesta al teléfono.

Porque: conjunción causal.
Me voy porque tengo prisa.
¿Te has enfadado con él porque no te ha llamado el fin de semana?
Le ofrecieron a él el puesto porque tiene el servicio militar cumplido.
No voy a hacerlo simplemente porque lo digas tú.
No respondas a mis preguntas contestando porque sí y porque no a todo.
Otras conjunciones y locuciones causales son: como, pues, dado que, puesto que, ya que, etc.

Porqué: sustantivo.
Significa, según el Diccionario de la Lengua de la Real Academia Española: “causa, razón o motivo”.
Dime el porqué de tu comportamiento.
Todavía me pregunto el porqué de su actuación.
No necesitas explicarme el porqué de tu enfado conmigo. Ya está todo aclarado.

Por que: preposición + relativo.
Equivale a por el cual, por la cual, por los cuales o por las cuales.
Esta es la razón por que te escribo.
No recuerdo todos los pueblos por (los) que pasamos.
Estas son las razones por (las) que he dimitido.

1 comentario: