miércoles, 16 de mayo de 2012

Valores modales de futuros y condicionales

Cortesía y deseo
Los futuros y los condicionales pueden expresar, además de tiempo, otros significados, a los que denominamos “modales” porque tienen que ver con motivaciones subjetivas del hablante. En los ejemplos 1 y 2 expresan cortesía y en 3 y 4 deseo o sugerencia.

1) ¿Me daría fuego, por favor?
2) ¿Me pasarías la sal?
3) Me alegraría verte, Felipe.
4) ¿Te gustaría ir al teatro el domingo?

Con el verbo querer el condicional alterna con el pretérito imperfecto de subjuntivo: Querría / quisiera comprarme un barco.

Incertidumbre o conjetura
¿Qué diferencia los enunciados a. y b. de los siguientes ejemplos?

a. Ahora son las 8.
b. Ahora serán las 8.

a. Eran las doce cuando llegó María.
b. Serían las doce cuando llegó María.

En los enunciados de a. el hablante hace una aserción, es decir, afirma algo de lo que está seguro. En los de b., en cambio, el hablante no está seguro y utiliza el futuro o el condicional para conjeturar en el presente o en el pasado, respectivamente.
Idéntica situación se da con las formas compuestas:

a. Vi la película tres veces.
b. Habré visto la película tres veces.

a. Ya había oscurecido cuando llegaron.
b. Ya habría oscurecido cuando llegaron.

En estos casos, la inseguridad del hablante se refiere al pasado. Observemos que el futuro perfecto de incertidumbre se correlaciona con el pretérito indefinido, y el condicional compuesto con el pretérito pluscuamperfecto que, recordemos, señala un acontecimiento previo a otro anterior al origen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada