martes, 15 de mayo de 2012

Valores del pretérito imperfecto


El pretérito imperfecto en español es un tiempo que se utiliza con muchos valores diferentes a su valor temporal “recto” (simultaneidad con un evento que tiene lugar en un tiempo anterior al presente).

1) De propósito: nada sabemos acerca de su cumplimiento.

Ayer tocaba Martín en el Colón.

La diferencia con Ayer tocó Martín en el Colón es que en este caso sabemos que efectivamente tocó, mientras que con pretérito imperfecto la oración equivale a decir: Creo que ayer tocaba Martín en el Colón.

2) De conato: aparece con verbos de “logro”, se refiere a sucesos que no llegan a completarse o que son inminentes:

Ya salía cuando llamaste.

Los dos valores que siguen denotan sucesos que ocurren en el momento del habla, pero que se enfocan alejados de su real actualidad:

3) De cortesía: se refiere al presente y se puede cambiar por el presente, pero con diferente grado de cortesía. Se usa con unos pocos verbos, por ejemplo: llamar, molestar, venir, buscar, traer, querer, desear, necesitar.

Te llamaba para pedirte los apuntes.

4) Lúdico: lo usan los niños para describir los escenarios de sus juegos. El imperfecto acentúa su carácter de ficción.

Entonces tú estabas prisionero y yo te rescataba.

5) Narrativo: típico de titulares de diarios, se usa en lugar del pretérito indefinido para darle al suceso denotado un mayor relieve, para destacarlo.

Ayer moría en Buenos Aires el famoso novelista Prudencio López.

6) Pro-futuro: puede sustituirse por condicional.

Quedé con una amiga en que íbamos al cine.

7) Imperfecto en apódosis de período condicional

Si tuviera dinero, te lo compraba.
Si hubiera sabido que iba a estar él, no venía.

8) Uso normativo en oraciones condicionales: es obligatorio el empleo del imperfecto ya que la lengua no permite utilizar el condicional simple en la proposición encabezada por si.

Me dijo que si terminaba temprano, íbamos / iríamos al cine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada