viernes, 21 de septiembre de 2012

Clasificación de la oración simple: tipos y ejemplos

Se define oración simple a la que consta de un solo verbo. Las oraciones simples pueden ser de predicado verbal o nominal, según la clase de verbo.
Una oración es simple si, al margen del número de palabras que la compongan, tiene un solo verbo en forma personal. El verbo constituye el núcleo o elemento imprescindible de la oración, mientras que las unidades que lo acompañan se subordinan a él para completar su significado bajo la forma de complementos.

Clases de oraciones simples
La oración simple puede tener predicado verbal o predicado nominal, según que el verbo sea predicativo o copulativo. Las de predicado nominal son las llamadas atributivas o copulativas y se construyen con los verbos ser, estar o parecer y un atributo que califica al sujeto (El coche es grande). Las de predicado verbal se clasifican en activas, pasivas, transitivas, intransitivas, reflexivas, recíprocas, pasivas reflejas e impersonales.

Clasificación de las oraciones simples con predicado verbal
  • Activas
En ellas el sujeto es agente, es decir, realiza la acción indicada por el verbo. 
La policía atrapó al ladrón.
  • Pasivas
El sujeto no realiza la acción verbal, sino que la recibe (es pasivo). Se construyen con los verbos ser o estar seguidos de un participio y pueden explicitar el sujeto que realiza la acción (agente) con un complemento preposicional.
El ladrón fue atrapado por la policía.
  • Transitivas
No llevan complemento directo. 
El niño duerme.
  • Reflexivas
En este tipo de oraciones el sujeto realiza la acción verbal y al mismo tiempo la experimenta, lo cual se manifiesta con un pronombre reflexivo en concordancia de número y persona con el sujeto; el verbo tiene que ser transitivo. Son reflexivas directas si el reflexivo funciona como complemento directo (Yo me lavo) y reflexivas indirectas si realiza la función de complemento indirecto (Ariel se afeita la barba).
  • Recíprocas
Son una variedad de las oraciones reflexivas en las que el sujeto está formado por más de una persona, y cada una de ellas recibe la acción de las otras. El verbo tiene que estar en plural. Son recíprocas directas cuando el reflexivo funciona como complemento directo y recíprocas indirectas, si este realiza la función de complemento indirecto. Estas oraciones pueden reforzar su significado con adverbios o expresiones adverbiales recíprocas, como mutuamente, unos a otros, entre sí…El primero de los ejemplos siguientes es reflexivo directo y el segundo, indirecto: 
Alicia y Mariel se ayudan mutuamente.
Los gatos se prestaban calor unos a otros.
  • Pasivas reflejas
Ocultan el agente de la acción verbal mediante el pronombre reflexivo se, el verbo en tercera persona y un sustantivo en concordancia que funciona como sujeto, pero pasivo: 
Se compra madera.
Se venden pisos.
  • Impersonales
Se construyen con el pronombre reflexivo se, el verbo en tercera persona del singular y no admiten ningún tipo de sujeto:
Se persigue a los ladrones.
Se busca al ganador.
Se alquilan coches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada