miércoles, 24 de octubre de 2012

Género y número de los cardinales


Los numerales cardinales son cuantificadores que expresan una cantidad precisa (uno, dos, tres) o ausencia total de cantidad (0).

Cardinales sustantivos
Los cardinales, cuando son sustantivos, son siempre masculinos y tienen plural:
Ha salido premiado el cuatro.
Su número de teléfono termina con dos unos.

Cardinales determinantes o pronombres
Los cardinales no tienen variación de número cuando son determinantes o pronombres. Por su significado, un/uno/una es singular y va solo con sustantivos singulares, mientras que los demás cardinales son plurales y van solo con sustantivos plurales: cuatro libros, tres manzanas.

El número cardinal cero es un caso especial porque, a pesar de indicar ausencia total de cantidad, cuando funciona como determinante precede siempre a un sustantivo plural:
Me quedé con cero euros en la billetera.

Como determinantes o pronombres, los cardinales tampoco tienen variación de género (a), a excepción de un/uno y sus compuestos (b) y de los cardinales correspondientes a las centenas a partir de 200 (c), que tienen femenino.
(a) cinco árboles / cinco sillas.
(b) un árbol / una silla, veintiún árboles / veintiuna sillas.
(c) doscientos árboles / doscientas sillas.

El cardinal uno y sus compuestos concuerdan en género con el sustantivo cuando preceden directamente al sustantivo (d). Sin embargo, si entre un/uno/una y el sustantivo aparece el numeral mil la concordancia es obligatoria si el sustantivo al que determinan es masculino (e).
(d) treinta y un árboles; treinta y una sillas.
(e) treinta y un mil árboles.

Los cardinales que corresponden a las centenas a partir de 200 concuerdan siempre en género con el sustantivo al que cuantifican, tanto si van solos como si van seguidos de otros cardinales: doscientos árboles, cuatrocientas sillas, doscientos mil árboles, cuatrocientas cuarenta y dos sillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada