lunes, 3 de diciembre de 2012

Conectores de las oraciones subordinadas temporales: ejemplos


Las oraciones temporales establecen la referencia temporal que sirve para situar el hecho descrito en la oración principal.

Nexos
Para presentar hechos que ocurren de forma simultánea:
Cuando: para referirse a un hecho que ocurre cuando está ocurriendo otro.
Cuando entraba, me encontré con tu madre.

Mientras: para destacar la duración de un hecho.
Mientras plancho, miro televisión.

Mientras que: contraste entre dos hechos.
Mientras que tú hablas por teléfono, yo me ducho.

Mientras tanto: dos hechos simultáneos realizados por personas distintas.
Yo cocino, mientras tanto tú pones la mesa.

En el momento en que: acciones que se producen al mismo tiempo.
Sonó el teléfono en el mismo momento en que llegué.

A medida que, a la vez que: acciones que progresan en forma paralela.
A medida que va creciendo, se va poniendo más guapa.

Para señalar que un hecho se produce tantas veces como se produce otro
Cuando: para indicar acciones o hechos que se repiten.
Cuando viene, revuelve toda la casa.

Siempre que, cada vez que: expresan acciones repetidas.
Cada vez que tiene un examen, se pone muy nerviosa.

Acciones anteriores al hecho
Antes de que: se utiliza cuando hay dos sujetos distintos.
Antes de que llegue el jefe, tienes que terminar el informe.

Antes de: se utiliza cuando el sujeto es el mismo.
Antes de irte de vacaciones, tengo que hablar contigo.

Cuando la situación temporal que se quiere presentar es anterior a la situación descrita en la oración principal se utilizan los siguientes nexos:
Cuando: es la más utilizada. También puede presentar un hecho anterior al de la oración principal.
Cuando termines de hacer la tarea, puedes irte a jugar.
Cuando sonó el timbre, se levantó para abrir.

Después (de) que: se refiere al tiempo anterior al hecho que se presenta en la oración principal.
Después de que el fuego había sido extinguido, aún perduraba un humo negro.

Luego que: indica el tiempo anterior a un acontecimiento. Se utiliza en la lengua escrita, pero es poco frecuente en la lengua hablada:
Luego que hubo salido el profesor, los alumnos se sentaron.

Una vez que: para referirse a una etapa que ya se ha alcanzado y a continuación se indica lo que se va a realizar después.
Una vez que has decidido presentarte al examen, debes ponerte a estudiar.

En cuanto, tan pronto como: presentan un suceso como inmediatamente anterior a otro.
En cuanto llegues a Madrid, me llamas por teléfono.

Apenas, no bien, nada más: se refieren a un hecho inmediatamente anterior a otro.
Apenas terminó de comer, salió de casa.
No bien terminó de cantar, comenzaron a abuchearlo.
Nada más vernos, corrió para abrazarnos.

Para poner límites a un hecho
Desde que: para referirse al momento en el que comienza un hecho o una acción.
Desde que está enamorada, no habla de otra cosa más que de su novio.

Hasta, hasta que: para referirse al momento en el que concluye un hecho o una acción.
No descansa hasta conseguir lo que quiere.
Hasta que no supo lo ocurrido, no se atrevió a salir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada