lunes, 21 de enero de 2013

Tipos de locuciones: prepositivas, conjuntivas, sustantivas, adjetivas, adverbiales, verbales e interjectivas


Las llamadas locuciones son grupos de palabras más o menos fijas que se unen para funcionar como una determinada clase de palabras. Dependiendo de su constitución y de su función gramatical, se distinguen varios tipos:

Locuciones prepositivas y conjuntivas con significado parcial
Las prepositivas o preposiciones impropias equivalen a las preposiciones e introducen un sustantivo:
Salieron a pesar de la lluvia.
Cortó el césped al ras de la tierra.
A falta de pan buenas son las tortas.
Hay mal ambiente en torno a esa gente.

Las locuciones conjuntivas equivalen a las conjunciones subordinadas que terminan en conjunción (generalmente que) e introducen verbos u oraciones con distinto significado:
Con tal de que estudie, haré lo que sea.
A pesar de que no vino, nos acordamos de él.
Te enviaré el resumen una vez que lo termine.

El objetivo de ambas, prepositivas y conjuntivas, es hacer que los sustantivos y las oraciones puedan formar parte de una oración.

Locuciones como frases independientes o interjectivas
Estas locuciones tienen sentido por sí mismas, como las típicas fórmulas de saludo:
Buenas noches.
Que aproveche
¡Santo cielo!
¡Muchas gracias!
¡Qué bueno!

Locuciones sustantivas
Son las que ejercen las mismas funciones que un sustantivo. Pueden subordinarse al núcleo verbal de la oración y funcionar como sujeto o complemento del predicado:
No me importa el qué dirán.
El más allá es un misterio.
Ayer comimos carne de cerdo.

Locuciones adjetivas y adverbiales
La locución es adjetiva si cumple la función de un adjetivo: Llegó sano y salvo; es adverbial si equivale a un adverbio en función de complemento circunstancial:
Nos vemos de vez en cuando.
Lucharon a brazo partido.
Repartió caramelos a diestra y siniestra.
Firmó los libros de puño y letra.

Son grupos constituidos por un verbo más otras palabras que modifican su significado habitual. Se trata de giros idiomáticos como hacer dedo, llover sobre mojado, dar abasto, no pegar ojo, tomar el pelo, romper el hielo, ponerse colorado, meter la pata, morirse de risa.

Locuciones cuantificadoras o intensificadoras
Intensifican o cuantifican lo expresado por sustantivos, adjetivos o por el propio verbo de la oración:
Tuvimos un sinfín de problemas.
Eres la mar de simpático.
Nos divertimos de lo lindo.
Es chismoso y petulante como él mismo.
¡Eso no lo dirás de veras!

6 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Hola, profesora... una pregunta: en la oración "María pidió, por ejemplo, dos manzanas"; la expresión "por ejemplo", ¿cómo se analiza? Tengo esa terrible duda.
    ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Hola! muchas gracias por tu post, me ha aclarado muchas dudas. Sin embargo me gustaría saber qué tipo de locución es "se tiró al suelo"
    Gracias

    ResponderEliminar
  4. SE TIRÓ AL SUELO NO ES UNA LOCUCIÓN, ES UNA ORACIÓN NORMAL, CON SUJETO TÁCITO; UNA LOCUCIÓN TIENE UN SENTIDO FIGURADO Y NO EL SIGNIFICADO DEL CONJUNTO DE PALABRAS, SINO EL SENTIDO QUE EXPRESA Y HA SIDO CONVENIDO, TE EXPLICO MEJOR, SI POR EJEMPLO DIGO: EL PERRO METIÓ LA PATA EN UN ALAMBRE, ESTOY EXPRESANDO ALGO FÍSICO QUE ESTOY VIENDO, PERO SI TU COMETES UN ERROR, YO DIGO: METISTE LA PATA, ESTO ES UN GIRO IDIOMÁTICO, ENTONCES ESTO SI ES UNA LOCUCIÓN, ES ESTE CASO VERBAL.

    ResponderEliminar