lunes, 14 de octubre de 2013

Verbos recíprocos. Ejemplos


Estos verbos indican que dos entidades intercambian mutuamente una acción, que ejercen un hecho o un proceso el uno al otro. Por ejemplo, dos personas que se miran entre sí o que se dan la mano, o dos sustancias que se rechazan. Los verbos recíprocos siempre tienen sujetos compuestos o plurales:

Ariel y yo nos dimos la mano con disgusto.

Cuando el verbo está usado en tercera persona, se usa el pronombre  se. Su función puede ser objeto directo:
Los dos niños se miraron. (Significa que se miraron uno al otro.)
Pero si el verbo se construye con un objeto directo, el pronombrese es objeto indirecto.
Los dos niños se dieron un gran abrazo. (Uno al otro.)

Algunos verbos pueden interpretarse como reflexivos o recíprocos, según el contexto.
Por ejemplo:
Juan y Pablo se miraron las manos.
Puede significar que cada uno miró las manos del otro (hecho recíproco), o bien que cada uno miró sus propias manos (reflexivo).

Cuando se quiere señalar la significación recíproca conviene agregar un circunstancial como mutuamente, la una a la otra, etc.

En cambio, cuando se quiere señalar la significación reflexiva se puede agregar a él mismo/a, o algo similar. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada