domingo, 26 de febrero de 2012

¿Se puede usar el sustantivo sin artículo (artículo = ∅)?


Efectivamente, en algunos casos es posible utilizar el sustantivo sin artículo. Veamos cómo.
 
Construcciones que permiten alternar artículo y

Las construcciones sin artículo presentan un comportamiento opuesto al de las expresiones referenciales: no permiten la identificación de entidades, ni la posibilidad de la anáfora. Se utilizan:
  • Cuando designamos clases de objetos o tipos de materia:
a) Escribe la / una novela.
b) Escribe novelas.

Si comparamos ambas oraciones, comprobamos que en a) nos referimos a un “ejemplar” de la novela, cuya existencia es conocida por los interlocutores. Con el artículo indefinido, seguimos refiriéndonos a un “ejemplar”, pero en este caso, se trata de una novela desconocida (referente inespecífico). En b) se trata del “tipo” novela: Escribe novelas y no poesía.
Lo mismo que el sustantivo con artículo indefinido, estas construcciones suelen recibir también interpretación inespecífica:
a)      Cayeron piedras.
b)      Compré sillas.
c)      La empresa despidió empleados.

Pero, si las sillas o los empleados son conocidos por hablante y oyente, debe decirse:
Compré las sillas.
La empresa despidió a los empleados.
  • Con sustantivos no contables, el contraste entre usarlos con o sin artículo puede ser: inespecífico / conocido como en d) y e); o tipo / ejemplar como en f):
d)      Traje madera. / Traje la madera.
e)  ¿Quedó pan en casa? / ¿Pongo el pan sobre la mesa?
f)        Tomé café. / Tomé un café.

Ciertos sustantivos que son contables pueden actuar como no contables en algunos usos. Así, en el siguiente segundo ejemplo, “manzana” hace referencia al tipo de fruta:
Comí una manzana. / Comí manzana.  

Contextos en los que es obligatorio omitir el artículo
  • Cuando se niega la existencia de la entidad denotada (observemos que los sustantivos sin artículo son contables en plural o no contables):
Los soldados no tenían zapatos ni comida.  
No había muebles en la habitación.
No va a quedar más agua en el mundo.
  • Con verbos que en el contexto adquieren valor de un hábito que caracteriza al sujeto:
Fuma puros.
Hace muebles.
  • Con sustantivos que denotan “tema”, que se comportan como los no contables:
Estudia geografía.
  • Cuando el objeto directo de proposiciones de relativo inespecíficas es un sustantivo no contable o contable en plural:
Trabajaré en una empresa que exporte  computadoras y que necesite gente que habla español.
En este caso, los verbos exporte y necesite están en modo subjuntivo, pues se refieren a una realidad que todavía no existe.
  • Cuando el sustantivo que sigue al verbo ser indica profesión, ocupación u otras características del sujeto como nacionalidad o filiación política:
Braulio Martínez es escritor.
Diego Maradona es argentino.
Alfredo Palacios era socialista.

Casos en los que el sustantivo contable singular puede funcionar sin artículo

En ciertos casos los sustantivos contables en singular se “recategorizan” como no contables ya que pierden su capacidad referencial y no denotan “individuos” sino “clases”. Esto es posible en los siguientes contextos:
  • Con algunos verbos presentativos como llegar. Se denomina así a los verbos que introducen referentes nuevos en el discurso, y que suelen construirse con el sujeto pospuesto:
Llegó carta.

Sin embargo, cuando hay información contextual que permite situar el referente, el sujeto se construye con artículo y puede ser preverbal:
Llegó la carta.
La carta llegó ayer.

1 comentario:

  1. Y ¿cuándo tenemos un título cuál es el procedimiento? Podemos dejar un sustantivo contable sin artículo como título de un libro, por ejemplo "Higuera" u obligatoriamente tenemos que poner "La Higuera"?

    ResponderEliminar