lunes, 6 de febrero de 2012

Usos del futuro imperfecto y perfecto


En español tenemos el futuro imperfecto (comeré) y el futuro perfecto (habré comido) para hablar de cosas que no sabemos con seguridad, cosas que suponemos.

El futuro imperfecto sirve para:
  • Para hablar de cosas que suponemos (hacer hipótesis) en el presente. 
- ¿Sabes dónde está Ana?, la estoy llamando al despacho y no responde.     
   No sé, estará comiendo, es su hora de descanso.

  • Para hablar de un tiempo futuro con marcadores como mañana, el año próximo, dentro de dos días, etc. (cuando no se trata de planes, sino de intenciones):
El próximo año iremos de vacaciones a Australia.
  • Para hacer predicciones (horóscopo, tiempo):
Hoy tendrá un día fantástico, conocerá el amor de su vida.
Mañana lloverá en zonas de la Cornisa Cantábrica y hará sol en el resto de la Península.

El futuro perfecto sirve para:
  • Hablar de acciones futuras que estarán terminadas en el momento futuro del que hablamos:
Mañana a las once ya habré terminado el examen de literatura.
A final de mes Juan y María habrán recorrido toda Europa.
  • Formular hipótesis sobre un tiempo pasado, pero reciente. En este caso se relaciona con el pretérito perfecto de indicativo:
Esta mañana he llamado a María, pero no estaba en su casa.
Pues no sé, habrá ido a visitar a su madre, está enferma.

1 comentario:

  1. "cuando no se trata de planes, sino de intenciones" ¿y cuándo se trata de planes? Es decir, ¿cuál es la diferencia (si hay) entre
    Mañana almuerzo en casa
    Mañana almorzaré en casa
    Mañana voy a almorzar en casa ?
    gracias :)

    ResponderEliminar