martes, 17 de abril de 2012

Conectores coordinantes copulativos


Y, tanto…como, ni, más, junto con, además de, amén de

Estos conectores permiten unir de una manera muy general distintos elementos que se encuentran en un mismo nivel.
Tal unión, a veces, es de carácter necesario, cuando los distintos elementos deben aparecer a la vez y conjuntamente para que la oración se lleve a cabo:
Jacinta y Belén no se conocen.
Aquí no podría decirse: Jacinta no se conoce y Belén no se conoce si quiere seguir diciéndose lo mismo.
Otras veces, se da una simple sucesión y cada elemento es bastante independiente:
Me acosté a las 12 y me puse a escuchar música.
Y es el conector más general, el más rico en valores y el que puede aparecer en todos los casos. Los demás, solo en algunos casos.

Y
Expresa una asociación entre dos o más elementos de idéntica categoría, a los que pueden sumarse otros.
Puede expresar la asociación necesaria:
Boca y River jugaron un partido.
O la simple sucesión de informaciones:
El Ebro pasa por Logroño y Zaragoza.
Según el contexto, y presenta numerosos valores:
Lo insultaron y se enfadó (= lo insultaron; por lo tanto se enfadó).
Cuéntame la verdad y te perdonaré (= si me cuentas la verdad, te perdonaré).
Tenía una gasolinera al lado y no la vio (= tenía una gasolinera al lado, pero no la vio).
Se queja y tiene de todo (= se queja; sin embargo, tiene de todo).

Cuando van coordinados más de dos elementos, y solo aparece en medio de los dos últimos. Entre los anteriores se pone una coma:
Llegué, vi y vencí.
Cuando el elemento delante del que debe aparecer y empieza por i- o hi-, el conector se convierte en e:
Mabel, Cristina e Irene.
Tal regla no se sigue cuando el comienzo es con una i dentro de un diptongo:
Diptongos y hiatos, vino y hielo.
o cuando y encabeza una oración interrogativa:
¿Y Italia, no cuenta?

Tanto…como
Coordina elementos afirmativos independientes, que indican acciones paralelas:
Tanto Miriam como Ana son grandes pianistas.
Tanto…como puede ser sustituido en todos los casos por y:
Miriam y Ana son grandes pianistas.
Tanto…como no suele aparecer cuando la relación entre los miembros es necesaria (ambos son imprescindibles para que exista el hecho de que se habla):
* Tanto Rocío como Carmen eran compañeras.

Ni
Ni coordina elementos que han de ser negativos:
En tu vida (= no) lo verás ni lo tendrás.
Ni a San Sebastián ni a Bilbao iré este año.
Como y, puede enlazar mensajes de hablantes diferentes:
- No tiene coche.
- Ni yo tampoco.
Ni se aleja a veces de su papel de conector y se convierte en un operador que destaca negativamente un elemento dentro de su enunciado:
Eso no lo arregla ni Juan.
- ¿Me presento otra vez?
- Ni se te ocurra.
Es frecuente que ni admita varios refuerzos (aun, incluso y, sobre todo, siquiera):
Ni aun Elena se fue conmigo.
Ni incluso lo admitieron en el nivel intermedio.
Ni siquiera Pedro supo la respuesta.

Más, junto con, además de, amén de (arcaico)
Tienen capacidades limitadas de aparición. Casi siempre se encuentran coordinando sustantivos y adjetivos:
Celina más Verónica se escaparon de la clase.
Celina junto con Verónica se escaparon de la clase.
Además de una multa, le cayó una denuncia.
Amén de una multa, le cayó una denuncia.

1 comentario: