lunes, 16 de abril de 2012

El subjuntivo en subordinadas temporales


Las subordinadas temporales se construyen con indicativo cuando se remiten a un hecho real pasado, presento o habitual. Llevan subjuntivo cuando se remiten a situaciones futuras. El valor de posterioridad puede ser con respecto al presente o al pasado.
Dichas subordinadas se encuentran encabezadas por los siguientes tipos de nexos: cuando, antes (de) que, tan pronto, tan pronto como, después (de) que, apenas, hasta que, en cuanto, ni bien, el día que, la próxima vez que.

Veamos los siguientes ejemplos:
Cuando suceda te vas a acordar de mí.
María se levanta todas las mañanas antes que salga el sol.
Juana pensaba lavar los platos, tan pronto como los chicos terminaran de comer.

Ahora, comparémoslos con las siguientes oraciones:
Cuando vio la foto, se acordó de su antigua profesora. La subordinada se refiere a un hecho pasado, concreto y acabado.
Cuando ve las fotos se acuerda de su familia. La subordinada se refiere a un hecho presente, real y habitual.

En este grupo encontramos las subordinadas introducidas por después (de) que que pueden ir seguidas por pretérito del indicativo o subjuntivo sin que se introduzcan diferencias importantes de significado. El uso con subjuntivo es propio de los textos periodísticos.
El senador López renunció a su banca, después de que se conociera su relación con el cártel de Juárez.
En este caso la subordinada se refiere a una acción anterior real, que sabemos tuvo lugar, pero se utiliza el subjuntivo porque la información que presenta se da por sabida por parte del lector y se la ubica en un segundo plano del discurso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada