sábado, 6 de octubre de 2012

La letra h: uso, reglas ortográficas e historia


Es la novena letra del alfabeto español, su nombre es hache (plural, haches) y no tiene fonema que la represente; de ahí su condición de “letra muda”, cuya presencia en las palabras de lengua española responde a razones etimológicas o tradicionales.
Se dice la hache, constituyendo una excepción a la regla que dice que los sustantivos femeninos iniciados con a tónica deben llevar el artículo masculino: el agua, el águila, el área.

Historia de la letra hache
La letra hache proviene del latín. Hasta el siglo XVI, en algunos casos, en la lengua castellana se pronunciaba la f inicial latina, con un sonido semejante a la h aspirada inglesa. Esta aspiración de la f pasó a representarse por la h, para más tarde transformarse en “letra muda”. La letra efe se mantiene en familias de palabras originadas de vocablos latinos: hierro, procede de ferrum y pertenecen a su familia palabras como herrería, herrero; pero también ferretería y ferruginoso.

Reglas ortográficas de uso de la h
Las palabras llevan h, cuando:
  • Comienzan con los diptongos ia, ie, ue, ui: hiato, hiena, huella, huir.
  • Comienzan con prefijos como helios, hemi, hepta, hidro, hiper, hipnos, hipo: heliotropo, hemisferio, heptágono, hidráulica, hipérbole, hipnosis, hipocresía.
  • Comienzan con histo, hosp, hum, horm, herm, holg: historia, hospital, humillar, hormona, hermandad, holgazán.
  • Todas las formas de los verbos: haber, hacer, hablar, hallar y habitar: habrá, halló, habita, hubo, hablaba, hiciste.
  • Llevan el diptongo ue precedido de vocal: ahuecar, alcahuete.
La h delante de los diptongos ue, ie
La letra u, antiguamente, representaba tanto el sonido vocálico como el consonántico. Para evitar confusiones, se adoptó la norma ortográfica de escribir h delante del diptongo ue para distinguirlo de la sílaba ve: hueco, hueso, huérfano. Si la palabra latina de la que deriva el vocablo no lleva h, parte de esa familia tampoco la lleva, excepto delante del diptongo ue, ie. Por ejemplo la palabra huevo procede del latín ovum, pero a esta familia pertenecen además oval, ovíparo, óvulo; huérfano procede de la voz latina orphanus, pero se escriben orfandad y orfanato; hueso proviene de la palabra latina ossum, por esto se escriben sin h óseo, osamenta, pero con h hueso.
En cambio, si la palabra latina original lleva h, se conserva en las de la misma familia: huerto (del latín hortus) hortaliza, hortelano, horticultura.

Palabras con h intercalada provenientes del latín y el árabe
Del latín: exhausto, exhibir, exhortar.
Del árabe: albahaca, alhaja, alhelí, almohada.

Palabras homófonas
Suenan igual, pero se escriben con y sin hache:
  • ora: del verbo orar
  • hora: parte del día
  • echo: del verbo echar
  • hecho: del verbo hacer
  • asta: cuerno
  • hasta: preposición
  • ojear: mirar
  • hojear: pasar hojas
  • ice: del verbo izar
  • hice: del verbo hacer

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada