jueves, 6 de diciembre de 2012

El grado del adjetivo


El grado de un adjetivo puede ser positivo, comparativo y superlativo.

Adjetivo en grado positivo
El adjetivo está en grado positivo cuando la propiedad o cualidad denotada por el adjetivo no aparece intensificada ni cuantificado (bueno, caro, simpático, amable). Estos adjetivos van solos, no están precedidos de cuantificadores como más, menos, tan o muy, y no llevan tampoco los sufijos -ísimo o -érrimo.

Adjetivo en grado comparativo
Un adjetivo tiene grado comparativo cuando aparece en una estructura que establece una relación de superioridad, inferioridad o igualdad entre dos términos: más alto que, menos alto que, tan alto como, igual de alto que.

Adjetivo superlativo
Si la propiedad o cualidad expresada por el adjetivo presenta la máxima intensidad, hablamos de grado superlativo. La máxima intensidad puede ser absoluta (superlativo absoluto: altísimo, superalto) o bien estar en relación con la que tienen los demás componentes de un grupo (superlativo relativo: el más alto de los alumnos). Con el superlativo relativo puede indicarse no solo el grado máximo, sino también el grado mínimo de una propiedad o cualidad (el menos alto de los alumnos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada