viernes, 7 de junio de 2013

El uso del gerundio en español


Los gerundios aparecen en los predicados acompañando a un verbo conjugado, por eso se dice que tienen una función adverbial. Sin embargo, también conservan, como los infinitivos y gerundios, un significado verbal del hecho que acompaña a la acción o proceso del verbo principal.

Características del gerundio
Puede colocarse antes o después del verbo, y antes o después del sujeto.
Antes del verbo: Dándome todos los detalles, me explicó el tema.
Después del verbo: Me explicó el tema dándome todos los detalles.
Antes del sujeto: Dándome todos los detalles, Carlos me explicó el tema.
Después del sujeto: Carlos, dándome todos los detalles, me explicó el tema.

El gerundio expresa duración:
Estuve pensando todo el día en las vacaciones.
Debido a este aspecto durativo del gerundio, es que forma parte de perífrasis verbales durativas:
Estar + gerundio: Estás caminando muy rápido.

El gerundio expresa simultaneidad con el hecho del verbo conjugado:
Habló mirando hacia otro lado.

Cuándo es correcto e incorrecto el uso del gerundio
El gerundio solo puede usarse para expresar que el hecho o proceso que menciona es simultáneo o anterior al del verbo conjugado, no posterior. Por ejemplo:
Uso correcto
Llegué caminando. (La acción de caminar es anterior a la de llegar).
Explicó la lección dejando a los alumnos boquiabiertos. (Simultaneidad, dado que se asombran mientras explica la lección.)

Uso incorrecto
* Dio las explicaciones, quedando todos satisfechos. (La acción de quedar satisfechos es posterior a dar las explicaciones).

No puede usarse el gerundio como modificador de un sustantivo:
* Me leyó una lista especificando los objetos necesarios.
Lo correcto es: Me leyó una lista donde especificaba los objetos necesarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada