martes, 16 de julio de 2013

Uso de “de que” después de los verbos intransitivos


Los verbos transitivos son aquellos que tienen objeto directo. El objeto directo se reconoce preguntando qué: Los padres les dijeron (¿qué les dijeron?) que no podían ir al parque. En cambio, los verbos intransitivos son los que no tienen objeto directo, por lo cual no hay una pregunta qué: Los padres hablaron; pero sí puede haber un objeto preposicional, es decir, aquel que comienza con una preposición: Los padres hablaron desde el día anterior; hasta el cansancio, para convencerlos, de más…

Cuando el verbo es intransitivo, la preposición de puede anteponerse al objeto preposicional:
La casa carece de grandes ventanas.
El jefe habló de sus hijos.
Los gobernantes están seguros de ganar en las próximas elecciones.
En estas oraciones es imposible eliminar el de; sin embargo, en los ejemplos siguientes se pretende no cometer dequeísmo al eliminar la preposición de que sí es necesaria:

El jefe habló de que sus hijos eran todos profesionales.
Los gobernantes están seguros de que ganarán en las próximas elecciones.
Aquí se trata de verbos intransitivos que se complementan con objeto preposicional (justamente llamado de este modo porque lleva preposición).

Hay casos en que el uso o no de preposición conlleva un cambio de significado. 
Por ejemplo:
Debe de tener veinte años, con preposición de, significa que se está calculando, haciendo una hipótesis acerca de la edad.
Debe tener veinte años, sin preposición de, expresa una condición o un requisito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada