jueves, 7 de noviembre de 2013

El cuantificador distributivo “ambos”: uso y ejemplos


El cuantificador ambos  posee flexión de género (ambos/ambas) y no tiene singular. Puede funcionar como adjetivo o como pronombre. Como adjetivo significa “los dos, uno y otro”: es necesario traducir ambos textos; y como pronombre “las dos personas o cosas mencionadas”: María fue a la casa de Juan y ambos miraron el partido.

A diferencia de cuantificar un referente mediante los dos/las dos, el cuantificador ambos  no puede interpretar predicados plurales como recíprocos o simétricos. Por ejemplo:

Las dos amigas se casaron permite dos interpretaciones: una recíproca, “se casaron la una con la otra”; la otra, distributiva: “no entre ellas, con otras personas”.
Mientras que si decimos ambas se casaron, la interpretación distributiva es la única posible: “cada una con otra persona”.

Veamos la diferencia entre las siguientes oraciones:
a) Las dos se compraron una casa.
b) Ambas se compraron una casa.

La diferencia reside en el hecho de que de a) puede interpretarse o que se compraron una casa para las dos o que se compró cada una una casa; mientras que de b) solo puede interpretarse que cada una se compró una casa; es por esto que el pronombre ambos se considera distributivo (el predicado se distribuye entre los dos sujetos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada