lunes, 20 de febrero de 2012

Oraciones subordinadas condicionales: conectores


La subordinada expresa una condición de la que depende el cumplimiento de la principal. El conector más característico es si:
Si vas por la autopista, tardarás menos.

Tipos de condicionales y correspondencia de tiempos

1) El hablante confía en el cumplimiento de la condición porque así se lo dice su experiencia. Aparece en indicativo en las dos oraciones:

a) Si + presente de indicativo + presente de indicativo.
Si viene Pavarotti, el estadio se llena (sabemos que siempre ocurre así).

b) Si + imperfecto de indicativo + imperfecto de indicativo.
Si cobraba, se lo daba a sus padres.

2) El cumplimiento de la condición es solo posible o, incluso, imposible. Son diversas las correspondencias temporales que pueden producirse. Dependiendo del grado de probabilidad y del momento al que se refiera la acción, las más frecuentes son:

a) Si + presente de indicativo + presente o futuro. Lo expresado en la condicional es posible y probable en el presente o futuro.
Si me llamas, lo dejo / dejaré todo.

b) Si + imperfecto de subjuntivo + condicional simple. Se refiere igualmente al presente o al futuro pero la condición es poco probable o imposible.
Si me llamaras (creo o sé que no lo vas a hacer), lo dejaría todo.

c) Si + pluscuamperfecto de subjuntivo + condicional compuesto o pluscuamperfecto de subjuntivo. Expresa una condición que no se cumplió en el pasado, por lo que tampoco se cumplió lo expresado por la principal.
Si me hubieras llamado, lo habría dejado todo.

d) Si + pluscuamperfecto de subjuntivo + condicional simple. El incumplimiento de la condición en el pasado tiene consecuencias en el presente o en el futuro.
Si me hubieras llamado, ahora todo estaría resuelto.

Esta correspondencia temporal y modal se mantiene cuando si lleva delante salvo, excepto o no…más que:
No se lo daré salvo/excepto/más que si me lo pidiera.
No se lo daré salvo/excepto/más que si me lo pide.


Que con valor condicional suele emplearse solo con presente o imperfecto de indicativo, en este caso para hablar de hábitos en el pasado:
Que hacía frío, nos quedábamos jugando a las cartas.
Con los demás conectores condicionales, el modo obligatorio es el subjuntivo:
Como lo coja, va a ver lo que son las bromas.
En el caso de que llegue, avísame.
Te daré el libro, a cambio de que tú me devuelvas el mío.

2 comentarios: