miércoles, 23 de mayo de 2012

Oración compleja: coordinación y adjunción


Es la oración en cuya partición inicial se encuentra más de una estructura bimembre o unimembre. Cada una de estas estructuras se llama suboración o proposición suboracional.
La oración compleja puede ser por adjunción o por coordinación.

Oración compleja por adjunción
Toda oración compleja por adjunción está compuesta por una suboración bimembre o unimembre que funciona como principal y una suboración, siempre unimembre, que funciona como adjunto.
Ambas están siempre unidas por una pausa, que puede estar expresada por una coma, un punto y coma o puntos suspensivos más coma.
La suboración que funciona como adjunto es una interjección o un vocativo (palabra que sirve para dirigirnos o llamar la atención de alguien).
Mamá, esta noche quiero comer carne.
¡Ay!, me martillé un dedo.

Hay otro tipo de adjuntos: las oraciones incidentales o parentéticas, que aparecen gráficamente encerradas entre paréntesis o entre guiones.
Salí a la mañana (las distancias en esta zona son muy grandes), y no llegué hasta la noche.

Oración compleja por coordinación
Toda oración compleja por coordinación está compuesta por dos o más suboraciones bimembres o unimembres de la misma categoría sintáctica. Están siempre unidas por una conjunción que funciona como nexo coordinante o por una pausa, llamada yuxtaposición, que puede estar expresada por una coma o un punto y coma. Los nexos pueden ser segmentales (palabra), o suprasegmentales (juntura). Este fenómeno de la coordinación se llama parataxis.
Llegamos temprano, pero tú ya habías salido.
La noche está linda, apacible; el aire es fresco.
Llueve y no sé dónde ir.

La coordinación es una relación entre elementos del mismo nivel sintáctico. Esos elementos pueden ser suboraciones, pero también palabras o construcciones, independientes entre sí, que pueden ser de diferentes tipos.
Él no es ni alto ni flaco.
Tenía un recuerdo de su padre y de su infancia.
Llegó rápido pero de mal humor.

Ese reconocimiento de que el segundo término tendrá el mismo nivel sintáctico que el primero permite al hablante introducir elipsis que evitan repeticiones innecesarias. Por eso podemos concluir que la elipsis es un fenómeno estrechamente vinculado con la coordinación.
Yo viajé a Buenos Aires y María, a Córdoba.
Laura quería viajar al Carie para su luna de miel, pero Juan no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario