lunes, 14 de mayo de 2012

Uso de los tiempos verbales: tiempos absolutos y relativos


El presente como tiempo cero
Todo verbo designa una situación o acontecimiento que tiene lugar en el tiempo. El tiempo es una categoría gramatical que se relaciona con el acto de la comunicación, por lo que puede medirse directamente desde el momento en que este se produce, que coincide con el presente. Ese momento se denomina origen o tiempo cero.

Tiempos absolutos
Se miden directamente desde el origen. Indican anterioridad respecto del origen los pretéritos imperfecto e indefinido y el perfecto compuesto; y posterioridad.

El presente
El presente puede ser actual, en ese caso es simultáneo con el momento del acto del habla:
Hola, ¿cómo estás?

También puede tener valor habitual:
Todos los días se levanta a las ocho.

O puede ser general, utilizado en enunciados atemporales:
Los triángulos tienen tres lados.

El imperfecto y el pretérito indefinido o perfecto simple
Se trata de tiempos absolutos con señalamiento hacia el pasado:

Ayer por la tarde estábamos / estuvimos en Mar del Plata.

Pretérito perfecto compuesto
Este tiempo indica que el evento descrito por el verbo tiene lugar en un pasado inmediatamente anterior al presente, por eso puede usarse con expresiones temporales que se refieren a ese período de tiempo; o cuyo resultado persiste en el presente.

Esta mañana por fin he terminado el trabajo.
¿Ya ha llegado Juan?
He escrito las cartas.

Futuro simple
El futuro indica que un evento tiene lugar en un momento posterior respecto del momento en que hablamos.

Mañana se casarán Pablo y Lucía.

Tiempos relativos
Se miden desde un punto de referencia secundario, que a su vez se relaciona con el origen y son: el pretérito pluscuamperfecto, el imperfecto (en algunos de sus usos), el condicional simple, el futuro perfecto y el condicional compuesto.
Un punto cualquiera de la “línea temporal” puede convertirse en referencia con respecto a la cual se sitúa un evento.

Pluscuamperfecto
El evento es anterior respecto de una situación que, a su vez, es anterior al presente:

Me dijeron que habían viajado el día anterior hacia Perú.

Imperfecto
El imperfecto puede indicar simultaneidad con un evento que tiene lugar en un tiempo anterior al presente:

Me dijeron que ese día estaban en Caracas.

Condicional simple
El condicional también se relaciona directamente con otro tiempo del contexto. En este caso es posterior respecto de un tiempo anterior al origen:

Me dijeron que partirían hacia Montevideo al día siguiente.

Futuro perfecto y condicional compuesto
El futuro perfecto indica anterioridad respecto de un evento o un índice temporal que tiene lugar en un momento posterior al origen:

Para fin de mes Lucía y Pablo ya habrán vuelto de su luna de miel.

El condicional compuesto depende de dos referencias temporales. Es anterior a un índice temporal (para fin de mes) y ambos tiempos son posteriores a me dijeron que es anterior al origen:

Me dijeron que para fin de mes Lucía y Pablo ya habrían vuelto a Buenos Aires.

3 comentarios: