martes, 28 de agosto de 2012

Oraciones sin verbo o frases nominales


Los mensajes con que nos comunicamos constituyen enunciados que pueden ser más o menos extensos, pero siempre están asociados con una entonación enunciativa, interrogativa o exclamativa. Se diferencian unos de otros por su modalidad entonativa y también por su constitución interna: unos organizan todas sus palabras entorno a un verbo en forma personal (El gato persigue al ratón), mientras que otros se caracterizan por la ausencia de verbo (La persecución del gato al ratón). Los primeros son oraciones y los segundos, frases nominales. Algunas gramáticas las denominan oraciones nominales, dado que con ellas expresamos los mismos contenidos que con una oración, solo que se prescinde del verbo porque el contexto es suficiente para su correcta interpretación.

En algunas se sobreentiende el verbo que se halla explícito en la oración precedente. Uno de los contextos que más favorece su utilización es el diálogo y las formas de cortesía:
- ¿Qué buscas? –El arca perdida.
- ¿Las frutas? –Ahí.
- ¿Cómo tiene la casa? –Ordenada.
- Ya llegó mamá. – ¿Cuándo?
- Le presento a mi hija. –Encantado.
- Yo la quiero mucho. –Yo no.

En otros casos expresan lo mismo que las oraciones imperativas:
¡A correr! (= corred)
No pasar (= no se puede pasar)
Tranquilos (= estad tranquilos)

También se emplean en cualquier enunciado, tanto en el propio discurso como en el del interlocutor, para completarlo o ratificarlo:
Mi madre me defiende siempre. Bueno, mi madre y mi padre.
Ahora mismo necesito ayuda. Tú y todos nosotros.

Una forma particular de oración nominal la constituyen ciertos refranes o sentencias:
Zapatero a tus zapatos.
A otro perro con ese hueso.
A río revuelto, ganancia de pescadores.

Carácter distinto tienen las secuencias de tipo designativo constituidas por sustantivos, adjetivos o expresiones adverbiales. Se emplean en los títulos, rótulos, anuncios y recursos semejantes:
Vuelos nacionales.
Grandes rebajas.
Él tan contento, pero yo muy enojada.
Cada día más problemas, ¡qué barbaridad!

13 comentarios:

  1. Muchas gracias por la explicación!
    Su blog, a demás de ser muy lindo, me ha servido para aclarar varias dudas gramaticales que me han salvado en más de una ocación. Gracias por compartirlo con los cybernautas.

    ResponderEliminar
  2. Hola Julián:

    Gracias por tu comentario y me alegro de que el blog te sea útil.

    ResponderEliminar
  3. Hola!
    Tengo una duda.
    Entonces, una frase como "¡Qué perro tan grande!", ¿sería una oración exclamativa o no?
    Y una expresión como "¡Hola, Juan!" ¿es una oración? ¿Debe tener obligatoriamente verbo para ser considerada oración?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo entendido que estos son enunciados no oracionales pero también me gustaría que me lo aclararán, gracias.

      Eliminar
  4. "Son" Vuelos nacionales.
    "Hay" Grandes rebajas.
    Él tan contento, pero yo "estoy" muy enojada.
    Cada día "hay" más problemas, ¡qué barbaridad!

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. muchas gracias,
    es un blog estupendo para buscar las cosas que necesitas

    ResponderEliminar
  7. Como se haría el análisis de la siguiente oración. Mi libro y mi cartera, alli en la mesa.

    ResponderEliminar
  8. NO DEBES SER TACAÑO. PERMITE QUE PODAMOS COPIAR.

    ResponderEliminar
  9. NO DEBES SER TACAÑO. PERMITE QUE PODAMOS COPIAR.

    ResponderEliminar
  10. podrían formar una preposición sin utilizar verbo

    ResponderEliminar