viernes, 31 de agosto de 2012

Preferir a o preferir que: usos y ejemplos


El verbo preferir tiene un significado que le permite establecer comparaciones de desigualdad, por lo que muchas veces se vacila entre usa la preposición a o la conjunción que.
 
Las normas señalan lo siguiente:
  • Si son dos sustantivos los que entran en la comparación, debe usarse a y no que:
Prefiero las verduras a la carne.
  • Si son dos adjetivos los comparados, son admisibles tanto la preposición como la conjunción:
Prefiero un médico amable que sabio.
Prefiero un médico amable a sabio.
  • Cuando se comparan dos infinitivos, son aceptables a y que siempre que no se omita el segundo de ellos:
Prefiero salir con ellos a quedar solo en casa.
Prefiero salir con ellos que quedar solo en casa.
Si se omite el segundo infinitivo, solo es posible que, sobre todo si este lleva un complemento preposicional:
Prefiero salir con ellos que con vosotros.
  • Cuando la comparación se establece entre preferir y otro verbo en modo subjuntivo, se puede emplear a para evitar la repetición de que, pero no se considera incorrecta la repetición:
Prefiere que la odien a que la ignoren.
Prefiere que la odien que que la ignoren.
  • Si en cualquiera de estas construcciones se introduce un no, solo es posible que:
Prefiero las verduras que no la carne.
Prefiero un médico amable que no sabio.
Prefiero salir con ellos que no con vosotros.
Prefiere que la odien que no que la ignoren.

2 comentarios:

  1. ¿Y cuando se compara un infinitivo con un sustantivo?

    ResponderEliminar
  2. ¿Y cuando se compara un infinitivo con un sustantivo?

    ResponderEliminar