viernes, 9 de noviembre de 2012

Infectar/infestar; infligir/infringir; ingerir/injerir


Infectar/infestar
Dos verbos que se confunden. Infectar es “contaminar con los gérmenes de una enfermedad”, mientras que infestar significa “invadir un lugar, animales, plantas u otros objetos perjudiciales”. De esta manera son correctas las expresiones la herida comenzó a infectarse; el lugar estaba infestado de ratas.

Infligir/infringir
Otros dos verbos cuya similitud fónica provoca no pocas confusiones. Infligir es equivalente de “imponer (un castigo), causar (un daño), mientras que infringir tiene el valor de “quebrantar (una ley, un decreto)”. Son válidas, entonces, las expresiones nos infligieron una derrota; él infringió la ley.

Ingerir/injerir
Ingerir es “introducir por la boca” y tiene como derivado a la palabra ingestión. Por su parte, injerir equivale a “insertar” (de ahí, injerto) y también “entrometerse o inmiscuirse”, de donde deriva injerencia. Hasta hace algunos años, las formas injerencia e ingerencia eran equivalentes, pero ya desde la vigésima edición del diccionario de la Real Academia solo se mantiene el visto bueno para la forma escrita con “j”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada