miércoles, 8 de mayo de 2013

Clases de oraciones impersonales: tipos y ejemplos


La oración se caracteriza por tener un sujeto y un predicado, pero a veces puede faltar alguno de estos elementos. Dicha ausencia puede deberse a que se trate de algún elemento evidente o que ya ha sido nombrado o que esté presente en la situación comunicativa.

Sin embargo, hay casos en que se presentan oraciones impersonales, en las que no se expresa quién realiza la acción del verbo, es decir, no hay un sujeto.

Las oraciones impersonales pueden ser:
  • Oraciones con el verbo en tercera persona del plural: Llaman a la puerta.
  • Oraciones activas que se construyen con se (agente indeterminado): Se está bien aquí.
  • Oraciones de verbo unipersonal, no hay sujeto de la acción. Aquí se pueden presentar los siguientes casos:
          - Oraciones que se construyen con verbos que significan fenómenos de la naturaleza; la acción del verbo no puede atribuirse a ningún sujeto: Ayer llovió.

          - Hay verbos que pueden comportarse como unipersonales: ser, estar, haber, hacer, basta y sobrar: Es temprano; Hace calor; Hay partido de tenis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada