domingo, 1 de abril de 2012

Recursos para expresar la aspectualidad del verbo


En general, en español, los verbos son “imperfectivos”, es decir, no tienen en cuenta el inicio ni el final del evento denotado por el verbo, todos los tiempos simples excepto el pretérito indefinido. Las gramáticas denominan a este tiempo pretérito perfecto simple, precisamente debido a su significado aspectual “perfectivo”: sí tiene en cuenta el final. El pretérito indefinido o perfecto simple y todos los tiempos compuestos vienen valor “perfectivo”: Había terminado de cenar cuando sonó el teléfono.
 
Otros significados aspectuales pueden expresarse mediante frases verbales, es decir, construcciones con un verbo auxiliar y un infinitivo o un gerundio. Algunos de los matices aspectuales que permiten expresar las frases verbales del español son:

Comienzo de una acción o estado: Empezó a cantar.
Terminativo: Dejó de venir.
Inmediatez o final reciente: Acaba de llegar.
Culminación de un proceso: Llegó a ser ministro.
Habitual: Suele venir los lunes.
Iterativo: Volvió a llover.
De propósito o inminencia: Iba a salir cuando llamó Juan.
Aspecto durativo: Sigue trabajando. Está estudiando.
Progresivo: Va aprendiendo de a poco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada