miércoles, 8 de agosto de 2012

Diferencias entre finalidad y destino: la preposición para

Existen diferencias entre el significado de finalidad y el de simple destino o meta. Ambos significados se expresan mediante un complemento circunstancial introducido por la preposición para, pero su constitución interna es distinta: con un sustantivo, para indica destino, mientras que con un infinitivo, o con un verbo en forma personal, expresa más propiamente finalidad:

Cantaré para ustedes.
Cantaré para alegrarlos.

Esto ha de estar terminado para la fiesta.
Esto ha de estar terminado para que podamos hacer la fiesta.

Compré flores para mi madre.
Compré flores para mandárselas a mi madre.

Recogieron leña para el fuego.
Recogieron leña para encender el fuego.

Incluso los sustantivos derivados de verbos de acción cambian el significado de finalidad por el de destino:
Abrieron una colecta para la reconstrucción del edificio / para reconstruir el edificio.
Habrá una vacuna para la curación del sida / para curar el sida.

Solo la construcción con infinitivo indica propiamente una finalidad y por eso admite la locución a fin de, que, sin embargo, no tolera la construcción con sustantivo:
Abrieron una colecta a fin de reconstruir el edificio.
Pero no: *…a fin de la reconstrucción del edificio.

Fuente: Construir bien es español. Hortensia Martínez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada